Logo Acreditación Logo Acreditación versión responsiva

Francisca Nanco1Francisca Nanco2

Francisca Nanco3

Con esfuerzo y perseverancia, esta emprendedora de Nueva Imperial ha logrado insertarse en un rubro distinto como es el de la venta de señal de Internet a domicilios particulares. Con el apoyo del Centro de Desarrollo de Negocios de Temuco de Sercotec -operado por la Universidad de La Frontera- formalizó su empresa familiar y se ha abierto a nuevos desafíos.

Desde el segundo piso de su casa en la Villa Vista Hermosa en la comuna de Nueva Imperial, Francisca Ñanco se da a la tarea diaria de distribuir Internet a más de 300 vecinos. Allí se emplaza la oficina de la empresa familiar que formalizó en 2016 y que vino a concretar su apuesta por el emprendimiento, aquella que empezó a formarse sin querer cuando su hijo Flavio, hace ya más de 7 años, le insistió en la necesidad de contratar un servicio de conexión.

Francisca no imaginó que esa simple contratación le permitiría, años más tarde, abrirse paso en el área de venta de señal de Internet, llevando este servicio a lugares con menos posibilidad de acceso, y donde las grandes empresas suministradoras no llegan con conexión directa.

"Nos pasaron a ofrecer una línea hogar. Con el tiempo iniciamos actividades y los vecinos corrieron la voz y se fueron sumando a nuestra red, hasta que tuvimos que contratar una segunda línea y más megas. Después tuvimos que adquirir una antena repetidora para llegar a otro sector", recuerda Francisca.

Pero la demanda continuó, así que decidieron formalizarse y apostaron por una línea empresa dedicada de 10 megas de fibra óptica, pero no fue suficiente, y a los seis meses tuvieron que aumentar a una de 50 y actualmente cuenta con dos líneas de 100 megas cada una y 8 antenas repetidoras.

Para Francisca contar con su empresa es motivo de orgullo, pero el camino para concretar ese sueño no ha sido fácil. Hay años de esfuerzo familiar, de fines de semana de trabajo haciendo instalaciones, de capacitarse y sobre todo de perseverancia. Fue en ese andar -y en búsqueda de apoyo para postular a financiamiento para poder crecer- que llegó al Centro de Desarrollo de Negocios de Temuco de Sercotec, que es operado por la Universidad de La Frontera. Ahí comenzó una nueva etapa.

“Les conté la historia y me empezaron a asesorar. Al principio no entendía mucho, pero me fui ligando al Centro. Las veces que fuera necesario podía llamar y agendar entrevista con mi asesor. Me apoyaron en la parte legal y recibí asesoría técnica también de un grupo de estudiantes de la universidad que me dieron asistencia en las debilidades de mi negocio”, destaca.

Ha sido un año de aprendizaje y nuevos desafíos, cuenta Francisca. Fue así como entre los logros está la formalización de la empresa, un importante paso que le permitió llegar a la banca para encontrar financiamiento y así fortalecer, empaquetar y replicar el modelo de negocio a más sectores de la ciudad.

El acompañamiento brindado le permitió incrementar significativamente sus ventas, aumentar el número de clientes, acceder a financiamiento, contar con una cuenta corriente, entre otros avances.

“Nos dan la oportunidad de mirar con otra perspectiva. El apoyo también es personal y cuando nos sentimos desmotivados están ahí para darnos ánimo y nos dicen que se puede. Me siento respaldada y también reconocida”, valora.

APOYO EN RED

La creación de una red de Centros de Desarrollo de Negocios es parte de la Agenda de Productividad, Innovación y Crecimiento que impulsa el Ministerio de Economía a través del Servicio de Cooperación Técnica.

Para Paola Moncada, directora de Sercotec Araucanía, el caso de Francisca refleja la importancia de contar con este espacio de asesoría técnica, individual y sin costo, a través de mentores expertos. “Los pequeños empresarios y emprendedores, fortalecen sus capacidades y desarrollan su actividad empresarial, con el acompañamiento sostenido en el tiempo por parte del Centro, a fin de asegurar resultados efectivos en sus negocios. Con ello buscamos generar impacto económico mediante el aumento de ventas y la creación de empleos, acompañando y asesorando las empresas de nuestra región, reconociendo el valor de ellas en el desarrollo de la Araucanía”.

DISMINUYENDO LA BRECHA DIGITAL

Para el director del Centro de Desarrollo de Negocios de Temuco, Felipe Mellado, el trabajo de la empresa familiar de Francisca es un ejemplo de caso exitoso, con características que no son fáciles de encontrar en la región. “Es un emprendimiento que nació de manera espontánea de una necesidad. Identificaron una oportunidad de negocio que han ido desarrollando en un rubro específico y donde no hay mucho en la región”, rescata.

Pero el director va más allá y destaca el carácter de inclusión de este negocio: “lo que están haciendo es llevar un servicio a sectores donde no tienen tanta facilidad para poder acceder, contribuyendo en la disminución de la brecha digital. Ella y su familia ponen mucho esfuerzo. En el año que llevan con nosotros han estado en un proceso de ir mejorando, pensando en instalarse en nuevos sectores”.

EL DESAFÍO DE EMPRENDER

El crecimiento de la empresa le ha traído no solo más demanda, también nuevos desafíos. “Queremos embarcarnos en otros sectores y también en otras comunas como Teodoro Schmidt, porque allá no hay este servicio y lo que hay es escaso; ya hicimos una evaluación en terreno”, comenta sobre las proyecciones.

Planes futuros que conoce de cerca Juan Carlos Carrillo, quien en su rol de asesor del Centro la ha acompañado en este periodo. “Ella logró formalizar una nueva empresa, lo que va ayudar a ordenar la gestión en los negocios. Puedo ver los resultados de cómo ha ido implementándose un modelo de negocios en una emprendedora de la región, que está inmersa en un rubro que no es muy conocido y que ha sabido sacar adelante”.

“Cuando se inicia un emprendimiento, uno se da cuenta que hay muchos obstáculos, pero hay que perder el miedo, es la única forma en que se van logrando los objetivos y mantenerse en el tiempo, porque muchos pueden emprender, pero no todos se mantienen”, cuenta Francisca sobre su receta de negocio, invitando a quienes tienen una idea a atreverse: “me siento orgullosa de este emprendimiento”, concluyó.


 

escrito porEscrito por: Jassna Sepúlveda
Dirección de Comunicaciones