Logo Acreditación Logo Acreditación versión responsiva

aula inclusiva ufro

Instalada en el primer nivel de la Biblioteca central de la UFRO, esta aula inclusiva busca fortalecer las herramientas de los alumnos en materia tecnológica, psicopedagógica y sus habilidades blandas, para relacionarse de mejor manera con sus compañeros.

Los estudiantes en situación de discapacidad están cada vez más apoyados con las iniciativas de inclusión académica de la Universidad de La Frontera. Para ello, el Programa Inclusivo de Acceso y Acompañamiento para Estudiantes en Situación de Discapacidad, PIAA, inauguró esta semana su Aula de Recursos Tecnológicos.

Instalada en el primer nivel de la Biblioteca Central de la UFRO, esta aula inclusiva busca fortalecer las herramientas de los alumnos en materia tecnológica, psicopedagógica y sus habilidades blandas, para relacionarse de mejor manera con sus compañeros.

Catalina Reyes, coordinadora del Programa Inclusión al Acceso y Acompañamiento explicó que este programa se instaló hace un par de años como parte de un proyecto que se postuló al Ministerio de Educación, a través del Fondo de Desarrollo Institucional y que una vez aprobado, pasó a ser parte de la Vicerrectoría de Pregrado.

El programa se fundamenta en un modelo de intervención psicosocial y educativo que promueve el desarrollo integral y autonomía del estudiante bajo la comprensión de éste como un sujeto activo de derechos.

COMPROMISO UFRO

Arlett Krause, directora desde la instauración del programa hace dos años y de la carrera de Psicología de la UFRO, consideró que “es un enorme logro contar con este programa, que va a permanecer, y eso da garantías de un trabajo progresivo con los estudiantes y del compromiso con la universidad de ir trabajando responsablemente con todo lo relacionado a la accesibilidad”.

Advierte la directora que aunque el programa lleva formalmente dos años de existencia, la universidad registra una trayectoria con temas de inclusión desde hace muchos años. “Ha sido un desafío liderar este proceso porque implica transversalizar un trabajo que tiene que ver con todas las dimensiones del estudiante”.

En este contexto, agregó: “Estamos tratando de apoyar la progresión académica, pero también nos ocupamos con lo que tiene que ver con la mirada integral. Por eso el programa tiene una dimensión sicosocial interesante, ya que busca que el estudiante -como cualquier otro- adquiera apoyos específicos, donde el mayor desafío es trabajar las barreras actitudinales de las personas y, así, hacer más accesible físicamente el campus”.

Ana María Moraga, vicerrectora de Pregrado, precisa que este programa es creado a través de un proyecto del Ministerio de Educación, y que llega a formar parte de esta vicerrectoría. “Dado que el rol fundamental de este programa es apoyar en el acceso y acompañamiento académico a los estudiantes con discapacidad, vamos a articularlo para poder coordinar todas las actividades de apoyo directo a los estudiantes también a través de los docentes, de tal manera apoyarles en las adecuaciones curriculares y en las prácticas, talleres que nos ayuden a avanzar en la cultura de la inclusión dentro de la institución”.

RESPONSABILIDAD UNIVERSITARIA

Presente en esta ceremonia de inauguración del aula se encontraba también el rector Sergio Bravo, que calificó el tema como una responsabilidad para cualquier universidad pública. “Se trata de iniciar un proceso de aceptación de esta diversidad que existe en nuestra región de jóvenes que tienen discapacidades distintas, porque si nadie hace algo por ellos son excluidos de la sociedad”.

“En el fondo, lo que estamos haciendo es recoger una política pública que tiene que ver con la inclusión de todo tipo, e iniciar un proceso para ver de qué manera la universidad abre las puertas a estudiantes con capacidades distintas”.

A lo anterior, agregó que “en nuestra universidad existe un universo de aproximadamente 50 estudiantes que participan en estos programas de inclusión por capacidades distintas. Lo que estamos inaugurando hoy es una sala que tiene apoyo para no videntes, incapacidad física o sordera, para quienes hay mayores posibilidades de proporcionarles un mayor apoyo, y eso me hace asegurar que su trayecto académico sea de mejor manera, porque no se trata solamente de aceptarlos, sino de cómo los apoyamos dentro de este trayecto académico”.

Jenifer Colipán, estudiante de Trabajo Social
“Desde que ingresé a la Universidad de La Frontera, el programa PIAA me acogió con todas mis necesidades para el desarrollo académico. Hace siete años que dejé de estudiar y para mí esto es totalmente nuevo y hay cosas que me cuestan demasiado pero que han ayudado a hacerla más fácil”.

SEGUNDO CONVERSATORIO DE EDUCACIÓN SUPERIOR INCLUSIVA

La reciente inauguración del Aula de Recursos Tecnológicos de la UFRO concluyó por la tarde con el Segundo Conversatorio Educación Superior Inclusiva en el Aula Magna, con los expositores Alberto Madrid, responsable de temas de inclusión a la educación superior de personas con discapacidad del Mineduc y Alejandra Maldonado, encargada de la Unidad de Inclusión DEMRE.

En la ocasión se presentó la política pública que está propiciando la inclusión de personas con discapacidad a la educación superior, el trabajo que se desarrolla con el Servicio Nacional de la Discapacidad y el incipiente nexo que se está estableciendo con el DEMRE para que la PSU sea un instrumento accesible, independiente de la condición de discapacidad.

De las novedades, Madrid dio a conocer que la política pública ha ido progresando significativamente en los últimos años. “El que haya ido aumentando de manera progresiva la matrícula de personas con discapacidad en la educación superior es una buena noticia para el país y tenemos que seguir trabajando y avanzando para que esto no sea tan excepcional, sino que sea algo irregular”, puntualizó.

 

Jennifer Colipan

Jenifer Colipán, estudiante de Trabajo Social

“Desde que ingresé a la Universidad de La Frontera, el programa PIAA me acogió con todas mis necesidades para el desarrollo académico. Hace siete años que dejé de estudiar y para mí esto es totalmente nuevo y hay cosas que me cuestan demasiado pero que han ayudado a hacerla más fácil”.

Nelson Vera

Nelson Vera, estudiante de Terapia Ocupacional

“Como alumnos estoy agradecido. Quizás mi capacidad no es tan visible como las del resto de las personas y puede que en mi caso las adecuaciones han sido más de forma, pero se agradece que otros compañeros con incapacidades de mayor grado también puedan ingresar. Hay un trabajo profesional interdisciplinario muy eficiente”.


escrito porEscrito por:Guillermo Chávez
Dirección de Comunicaciones