Logo Acreditación Logo Acreditación versión responsiva

Campus Angol conferencia Gabriela Mistral

El profesor Rolando Manzano junto al escritor Wellington Rojas, durante su conferencia sobre Gabriela Mistral.

“En este siglo XXI, el pensamiento de Gabriela Mistral sigue más claro y más fuerte, y podría decirse que está escribiendo mejor que nunca”, dijo el académico de la Universidad de La Serena, Rolando Manzano, durante la conferencia que ofreció en el marco de la Escuela de Verano realizada en el Campus Angol de la Universidad de La Frontera.

“Gabriela Mistral: una mujer de tres siglos”, se denominó la conferencia de Manzano, quien fue presentado por el coordinador de la actividad, el escritor y crítico literario Wellington Rojas. En la ocasión, reveló documentadamente pasajes prácticamente desconocidos de la autora, como el de que “oficialmente” sólo estudió hasta cuarto año primario, pero ya a esa edad lectora de los grandes clásicos y poseedora de sólidos conocimientos que la llevaron a hacer clases a los catorce años en su tierra natal. Detalló también su obra literaria y cómo fue apreciada en otros países, su recibimiento en Cuba, su obra educativa en México, cuyos lineamientos aún se mantienen, acogida que inexplicablemente no tuvo en su país.

LOS TRES SIGLOS

Manzano, quien es además director del Museo “Gabriela Mistral” de Vicuña, y estudioso de la obra de la poetisa, añadió que en ese nombre de “tres siglos” de su trabajo, refleja bien lo que fue su vida, su obra y especialmente su labor como intelectual.

Dijo que si bien ella nació en el siglo XIX (1889) toda su producción entre 1904 y 1954 ocurre en el siglo XX. “Sin embargo, el valor de su temática, el mensaje que va entregando, tanto en su prosa como en su verso, apuntan esencialmente a problemas que nos están complicando ahora como la convivencia, la ecología, el problema del agua, los elementos que se están desapareciendo de la naturaleza, la contaminación, desencuentros entre las personas, conceptos como paz y unidad, que ella reclamaba siempre, están ahora haciéndose más vigentes que nunca, y eso hace que el pensamiento de Gabriela en este siglo XXI siga todavía más claro y más fuerte”, indicó, agregando que sin duda, en todos estos aspectos, “fue una mujer visionaria”.

Posterior a la conferencia, se desarrolló un interesante diálogo con los asistentes acerca de la fructífera obra de la Nobel, como también sobre su personalidad.