Logo Acreditación Logo Acreditación versión responsiva

ufro trabajo acoso 1

ufro trabajo en acoso 2

 

A la fecha, existen 3 instancias universitarias avanzando en el tema. La primera es de la Facultad de Educación, Ciencias Sociales y Humanidades, la segunda es de la Vicerrectoría de Administración y Finanzas, y la tercera se desarrolla en el marco del Reglamento de Convivencia Estudiantil.

El acoso sexual callejero es una práctica de connotación sexual ejercida tanto en espacios públicos (la calle o el transporte) como en espacios semi públicos (malls, campus universitarios o parques) que afecta cada vez con más frecuencia a los chilenos. Así lo demuestran los estudios realizados por el Observatorio de Acoso Sexual Callejero (OASC) que identificaron que 3 de cada 4 chilenos ha sido objeto de este tipo de violencia en los últimos 12 meses.

Estas mismas investigaciones aseguran que el acoso sexual callejero es un fenómeno transversal –afecta a hombres y mujeres, de distintas edades y estratos sociales- sin embargo, son las mujeres jóvenes el grupo más vulnerable: 97% de ellas ha sufrido acoso en el último año, la mitad por lo menos una vez a la semana y dos de cada 10 con frecuencia diaria.

En este contexto, los campus universitarios han sido escenario de este tipo de violencia y las instituciones de educación superior han ido tomando conciencia de la necesidad de atender estas situaciones en sus reglamentaciones internas.

Una de las primeras instituciones en hacer frente al tema de manera institucional fue la Universidad de Chile, formulando los documentos “Orientaciones para Enfrentar el Acoso Sexual en la Universidad de Chile" y "Respuesta Institucional ante el Acoso Sexual en la Universidad de Chile". Durante 2017, otras universidades han seguido esta ruta y la Universidad de La Frontera se cuenta entre ellas.

A la fecha, existen 3 instancias universitarias avanzando en el tema, desde ópticas sinérgicas. La primera de ellas es la Facultad de Educación, Ciencias Sociales y Humanidades que, acogiendo la inquietud de su comunidad interna, conformó una mesa de diálogo con integrantes de los distintos estamentos, en la que se revisaron antecedentes y se determinó avanzar en la redacción de un Protocolo para enfrentar las situaciones de connotación sexual que puedan producirse: “En septiembre del año pasado se inició un proceso que hemos considerado prioritario para lograr contar con una Política de Género de la Facultad y, en ese contexto, se entregó a la misma Comisión el desafío de adelantar un protocolo que permita hacer frente a eventuales casos de acoso o abuso", relata el Decano, Dr. Carlos del Valle.

Por otra parte, y en el marco de la regulación de la convivencia laboral, la Vicerrectoría de Administración y Finanzas ha estado trabajando en la elaboración de un Protocolo de Buenas Prácticas Laborales y uno de Gestión de la Denuncia de Maltrato y Acoso Laboral y Sexual. Ambos protocolos responden al propósito fijado por el Decreto con Fuerza de Ley del Ministerio de Hacienda que tipifica y sanciona el acoso sexual e incorpora esta perceptiva para toda relación de trabajo, pública o privada.

El vicerrector de Finanzas, Hernán Fuentes, explicó que las normativas fueron elaboradas por especial encargo del rector Sergio Bravo, buscando reconocer y propiciar las libertades y la igualdad en las dignidades y derechos de todos los funcionarios de la UFRO. El vicerrector de Administración y Finanzas, Hernán Fuentes, explica que de esta manera, “la Universidad está dando cumplimiento a una iniciativa presidencial y también a la necesidad de instalar en todos los niveles de la institución, buenas prácticas en la relación cotidiana de trabajo y gestión entre funcionarios, servidores públicos y estudiantes".

Los protocolos están en etapa final de ajustes, previo a iniciar su proceso de aprobación, y permitirán establecer los mecanismos por medio de los cuales cualquier miembro de la comunidad universitaria podrá denunciar situaciones que rompen el equilibrio de lo que es debido, activándose procesos de investigación y sanción, si fuese necesario, garantizando respeto y dignidad de todos quienes puedan verse involucrados.

Por último, también se encuentra terminada una propuesta institucional de actualización del Reglamento de Convivencia Estudiantil UFRO, que integra la regulación de casos de acoso y abuso sexual, con su respectivo marco de tramitación de eventuales denuncias.

Esta propuesta está a la espera de ser discutida con la Federación de Estudiantes, quienes actuarían como contraparte representativa de la opinión estudiantil.

 

escrito porEscrito por: Dirección de Comunicaciones
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.