logo ufroUNIVERSIDAD DE LA FRONTERA sellos

Dra Mahia Saracostti UFRO

La iniciativa tiene por finalidad validar y ajustar participativamente, con diversos actores, un Sistema de Evaluación y Monitoreo del Compromiso Escolar para la prevención de la deserción y promoción de trayectorias educativas exitosas. En este contexto, busca colaborar con establecimientos educacionales en el desarrollo de herramientas que permitan la detección temprana del Compromiso Escolar y/o un seguimiento de este a lo largo de su trayectoria  educativa. 

Validar y ajustar un dispositivo de evaluación online de Compromiso Escolar (CE) y Factores Contextuales (FC) de la población de estudiantes en tránsito desde la educación básica a la secundaria (de 5º básico a 3º medio), que permita prevenir la deserción y promover trayectorias educacionales exitosas, es el objetivo del proyecto liderado por la Dra. Mahia Saracostti, directora del Centro de Investigación sobre Procesos Socioeducativos, Familias y Comunidades, del Núcleo Científico Tecnológico en Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad de La Frontera.

El proyecto titulado: “Sistema de Evaluación y monitoreo del Compromiso Escolar para la prevención de la deserción y promoción de trayectorias educativas exitosas”, obtuvo el financiamiento para su desarrollo en el marco de la Convocatoria Línea 2: Validación de la Innovación Social de CORFO (Corporación de Fomento de la Producción).

Esta iniciativa es complementaria a un Proyecto Fondef que la investigadora ejecuta actualmente (adjudicado en el Concurso IDeA en dos Etapas) sobre medición del compromiso escolar de niños, niñas y adolescentes con sus estudios para la promoción de trayectorias educativas exitosas.

Dicho proyecto ha permitido la creación de un Sistema de Evaluación y Monitoreo correspondiente a una plataforma informática con acceso web que considera instrumentos de medición de CE y de FC, para su aplicación en establecimientos educacionales de las regiones de O’Higgins y La Araucanía, a estudiantes de 7º básico a 3º medio.

Según explica la académica, el compromiso escolar mide el propio interés del estudiante por su proceso de aprendizaje y su escuela, considerando aspectos afectivos, conductuales y cognitivos. El instrumento creado busca precisamente evaluar estos componentes, además de medir los Factores de Contexto que inciden positiva o negativamente en el desarrollo del compromiso escolar, tales como: relación entre estudiantes, profesor–estudiante, familia-escuela. Una importante iniciativa, considerando que el compromiso escolar es una variable clave para prevenir tempranamente la desescolarización.

Desarrollo del Proyecto

En el proyecto financiado por CORFO -cuyo plazo de ejecución es de un año y medio- se ajustarán y validarán los instrumentos de medición incluyendo a estudiantes de 5º y 6º básico (de las regiones O’Higgins, La Araucanía, sumándose la de Antofagasta) ante la necesidad de efectuar mediciones en niveles educativos más tempranos y así realizar un seguimiento del compromiso escolar más tempranamente.

Para su desarrollo, se utilizará la plataforma web creada para la aplicación online masiva de los instrumentos pero se incorporarán nuevas funciones para mejorar su uso.

“Las funcionalidades que estamos agregando son básicamente -además de la validación de los instrumentos para niveles escolares más tempranos- hacerla una plataforma más accesible y más inclusiva desde el punto de vista de, por ejemplo, incorporarle audio para que pueda ser utilizada por niños que puedan tener algún tipo de problema a la visión o algún tipo de capacidad especial a nivel cognitivo, en donde el poder escuchar las preguntas y poder responder los cuestionarios online sea un apoyo adicional”, indicó la Dra. Saracostti.

La plataforma tendrá un módulo de reportes con análisis de resultados en el cual se generará un seguimiento longitudinal de los estudiantes desde quinto básico a tercero medio.

“En el fondo vamos a ir mirando anualmente a los niños, una o dos veces al año, de manera de poder identificar si en algún momento hay una baja en sus indicadores, ya sea cognitivo, afectivo o conductual de compromiso escolar o en los factores de contexto. Eso va a permitir mirar a los niños, los cursos y los establecimientos escolares en el tiempo y poder identificar, por ejemplo, si un niño que va siempre muy bien en compromiso afectivo y en algún momento manifiesta una disminución, podremos facilitar una intervención oportuna. Eso nos permitirá, además, ver cómo se van relacionando los distintos factores de compromiso escolar y contextuales en el tiempo y, así, ver cómo se va constituyendo la experiencia escolar”, detalló la investigadora.

También, para el buen desarrollo del proceso de evaluación, se contempla generar un módulo de capacitación para profesores, jefes de UTP y profesionales de apoyo psicosocial que permita facilitar el uso de la plataforma, el análisis de los resultados que arrojan los reportes, así como el desarrollo de un plan general de apoyo pedagógico para promover el compromiso escolar.

Se generarán grupos de discusión con la participación de estudiantes, docentes, personal administrativo de los colegios y profesionales de la educación para la posterior aplicación y validación cuantitativa de los instrumentos. Adicionalmente se realizarán grupos focales para el desarrollo y validación de los módulos de reportería y de capacitación, con la participación de los distintos actores involucrados.

Alianzas

En la materialización de estas importantes iniciativas, confluyen las redes de trabajo existentes entre la UFRO y las entidades asociadas, siendo estas Soft Patagonia Spa (co-ejecutor), Fundación Telefónica, Fundación AraucaníAprende y Fundación FJE Chile, además del Ministerio de Educación como entidad interesada en la explotación de los resultados.

Respecto a la importancia y aporte que espera generar este proyecto, la Dra. Saracostti comentó que “los académicos usualmente estamos muy orientados a investigar para producir conocimiento que después de plasma en un artículo científico o en un libro, dependiendo de la disciplina, y eso está bien, es parte de los estándares del mundo académico. Pero cuando, además de publicar, podemos dar un paso más allá e incidir directamente en el diseño de políticas públicas a nivel nacional, pero también a nivel internacional, ya que generamos ciencia chilena y la están requiriendo otros países iberoamericanos, eso es una gran noticia como mí como académica, para la universidad y para el país”, enfatizó.

El equipo que trabajará en el desarrollo del proyecto liderado por la Dra. Mahia Saracostti, como directora principal, lo integran: la Dra. Mónica Bravo, experta en investigación participativa y también investigadora del Núcleo de Ciencias Sociales; Alejandra Jaramillo, encargada de desarrollo informático; Dra. Laura Lara, experta en evaluación y metodología; además de profesionales de terreno.

escrito porEscrito por: Vicerrectoría de Investigación y Postgrado