logo ufroUNIVERSIDAD DE LA FRONTERA sello acreditacion

ufro jornada nutricion infantil 1

En el Aula Magna se vivió la III Jornada de Nutrición Infantil, organizada por la unidad de Nutrición del Departamento de Pediatría y Cirugía Infantil de la Facultad de Medicina. El evento recibió a más de 250 profesionales, estudiantes y académicos.

Expositores de las universidades de Chile, Católica, La Frontera y del INTA, fueron algunos de los académicos que presentaron distintos temas de actualidad en la nueva versión de las jornadas de Nutrición Infantil de la Universidad de La Frontera

El nutricionista del Departamento de Pediatría y Cirugía Infantil, Fabián Lanuza, quien es además el director de las III Jornadas, comentó que este evento se ha establecido como una instancia de perfeccionamiento en el área de la Nutrición Infantil para la zona sur del país.

“Ha sido una de las jornadas más exitosas en su tipo, con una gran convocatoria con profesionales y estudiantes del área de la salud. Hemos formado distintos bloques con temáticas como alimentos funcionales y nutracéuticos, a nivel clínico, además se vieron patologías alimentarias, síndrome de Down y parálisis cerebral pero con un manejo clínico”, apuntó Lanuza.

Los temas más importantes que se abordaron en esta versión son alimentación saludable, alimentos funcionales, cáncer, intolerancias alimentarias, trastornos de la conducta, entre otros. “Tenemos una gran variedad de tópicos que actualizamos con médicos, nutricionistas, terapeutas ocupacionales, psicólogos y bioquímicos, una mirada diversa de distintos temas”, agregó Lanuza.

NO MÁS CONSEJOS PERO SI REGULACIONES

La profesora asociada de la Universidad de Chile y facultativa del INTA, María Luisa Garmendia, realizó dos presentaciones, la primera donde abordó la relación entre el cáncer, la alimentación y nutrición, y la segunda sobre obesidad y riesgo metabólico pre gestacional y gestacional.

En la primera explicó que “se sabe hace un buen rato que uno de tres cánceres al menos es prevenible a través de una mejor dieta, disminuir la obesidad y aumentar la actividad física, pero nos está costando mucho conseguir las metas para prevenir ese cáncer. También sabemos que la obesidad es el principal factor de riesgo dentro de los nutricionales que se asocia a los cánceres de múltiples localizaciones. A nivel individual debemos mejorar la dieta, bajar de peso, comer saludable con harta fruta y verdura, evitar las carnes procesadas, disminuir el consumo de alcohol, pero todo esto ya lo sabemos”.

Agregó que “estas medidas las sabemos hace rato y hacemos poco porque nos ha ido muy mal como país y en el mundo con estas recomendaciones, por ende lo que apunta la evidencia es que debemos cambiar el ambiente y contexto, regulación para que las elecciones individuales sean cada vez más saludables sin tanto esfuerzo. Que nos cueste más comer mal puede ser que mejore nuestras elecciones”.

Las recomendaciones dicen que es necesario mejorar el etiquetado alimenticio, buscar elementos económicos para alimentos saludables e impuestos a los alimentos no saludables, que se debe mejorar el ambiente para acceder a hacer actividad física, pero no yendo al gimnasio sino que incorporarla a la actividad diaria.

“Debemos como Estado preocuparnos que el contexto lo permita, pero además restringir publicidades en colegios o para niños, además los niños debieran saber cocinar y tener horas de actividad física efectiva. Estamos avanzando para tener un impuesto en las bebidas azucaradas. Aumentar el postnatal, entre otras medidas donde cambie el contexto y no el individuo. Eso se logra a través de regulaciones y leyes”, puntualizó.

 

escrito porEscrito por: Fabián Aguirre
Facultad de Medicina