logo ufroUNIVERSIDAD DE LA FRONTERA sello acreditacion

Ufro Premio Ciencas 1

Ufro Premio Ciencias 2

 

El profesional del país azteca, pudo conocer y compartir experiencias junto a profesionales y estudiantes en la Región de La Araucanía. Aprovechó de presentar sus valiosos estudios.

Con la intención de establecer algún tipo de colaboración formal con la Universidad de La Frontera, visitó por primera vez esta casa de estudios el Dr. Alberto Darszon Israel, Premio Nacional de Ciencias y Artes 2009 de México, en el campo de Ciencias Físico-Matemáticas y Naturales, por sus valiosos estudios sobre la interacción entre el espermatozoide y el óvulo.

Invitado por el Dr. Jorge Farías Avendaño, académico del Departamento de Ingeniería Química, el reconocido investigador del Instituto de Biotecnología de la Universidad Nacional Autónoma de México se interiorizó del trabajo que se realiza en la UFRO, especialmente en el marco del proyecto Fondecyt Regular 1180387 “Study of the Flagellar Dynamic in the Spermatozoa of Fish to improve reproductive efficiency in Chilean Aquaculture”.

“Muchas veces he venido a Chile, por mi colaboración con el Centro de Estudios Científicos de Valdivia (CECs), pero es la primera vez en Temuco. Me dio mucho gusto la invitación que Jorge me realizó para conocer esta Universidad, tras haber participado como conferencista en un encuentro de la Sociedad Chilena de Reproducción y Desarrollo”, dice el Dr. Darszon, cuya principal línea de investigación ha sido la regulación del transporte iónico en el espermatozoide.

En esta estadía, además de sostener una serie de reuniones con académicos e investigadores, dictó un par de charlas para estudiantes de pregrado del Doctorado en Ciencias mención Biología Celular y Molecular Aplicada, Doctorado y Magíster en Ciencias de Recursos Naturales y Doctorado en Ciencias de la Ingeniería mención Bioprocesos.

De igual manera, pudo conocer parte de los espacios físicos de la UFRO destinados a investigación y desarrollo científico-tecnológico. “He quedado impresionado de lo bien montado que está la unidad de servicio que tienen en esta Universidad para los investigadores –en referencia al Núcleo Científico Tecnológico en Biorecursos (BIOREN-UFRO)-, tiene una infraestructura buena, realmente se puede hacer casi cualquier cosa que uno quiera en investigación que esté relacionada con química, bioquímica y biología celular; por tanto, veo que hay un claro estímulo a la investigación y que eso sea en una Universidad de provincia, es admirable”.

También comentó que justamente una de sus estudiantes de Doctorado se encuentra, en estos momentos, realizando gestiones para trabajar en la UFRO. “Entonces sí se están empezando a establecer vínculos que esperemos puedan dar pauta para el inicio de un proyecto formal de colaboración”.

Aprender más sobre la fisiología del espermatozoide desde el punto de vista biofísico, fue la principal motivación que tuvo el Dr. Jorge Farías para invitar a participar al Dr. Darszon en el proyecto Fondecyt, “dada su exitosa trayectoria como investigador en el área de la Biofísica y Fisiología Molecular”.

Pero además de ese aprendizaje, que será aplicado al área acuícola en el contexto de este proyecto Fondecyt que actualmente lidera, el académico de la UFRO espera que “él también pueda difundir, dentro de la Sociedad Chilena de Reproducción y Desarrollo -y entre estudiantes de nuestros postgrados- el estudio de una célula tan compleja como es el espermatozoide que, en el campo de la biofísica, son células consideradas como neuronas nadadoras”.

Finalmente, la agenda del Dr. Alberto Darszon en Temuco contempló también una charla en el Colegio Pumahue, actividad que el Dr. Farías enmarcó en la iniciativa “1000 Científicos 1000 Aulas” del Proyecto Asociativo Regional Explora de Conicyt, instancia en la que pudo compartir con estudiantes de enseñanza media su pasión por la ciencia y la investigación. “Claramente, cuando ante a jóvenes se les expone a personas que están haciendo investigación, se les puede motivar a tener una visión crítica de la realidad -para cualquier actividad humana- y así tener un aprecio y curiosidad por preguntarse cómo funciona la naturaleza”.

 

escrito porEscrito por: Daphne Bormann
Facultad de Ingeniería y Ciencias