logo ufroUNIVERSIDAD DE LA FRONTERA sellos


ufro estudiantes collipulli

ufro estudiantes collipulli 2

La visita del Complejo Educacional Collipulli correspondió a una instancia de trabajo en el marco de los aprendizajes de especialidad que posee el establecimiento educacional para fines de formación profesional en diversas áreas.

Abrir las puertas hacia las nuevas generaciones es un objetivo de gran importancia para el Instituto de Agroindustria UFRO, al mismo tiempo que es una tarea sustentada en la vinculación con el medio de los institutos en su relación con las comunidades y el entorno.

En esta ocasión la visita del Complejo Educacional Collipulli correspondió a una instancia de trabajo en el marco de los aprendizajes de especialidad que posee el establecimiento educacional para fines de formación profesional en diversas áreas.

La coordinadora de Capacitación y Formación Continua del Instituto de Agroindustria UFRO, Silvana Catrilaf explicó que desde el año pasado se ha venido generando una productiva alianza desde el punto de vista del traspaso del conocimiento y formación de las capacidades técnicas.

“Formarse y certificar conocimientos en inocuidad alimentaria es absolutamente necesario para quienes desean avanzar en esta industria, por lo que hemos entregado distintas herramientas y conocimientos a los estudiantes, quienes han desarrollado un programa de capacitación, que hoy finalizamos con un curso de evaluación sensorial”, indicó.


Para la jefa de la especialidad de Gastronomía y docente del Complejo Educacional de Collipulli, Pamela Carrasco, esta es una oportunidad bastante única. “Tratamos de que los estudiantes salgan de lo cotidiano y tratamos de asistir a lugares donde podemos concretar aprendizajes significativos. Así, hicimos las gestiones para apoyarnos del Instituto de Agroindustria UFRO y fortalecer varias líneas de conocimiento, con lo que surgió el curso de Inocuidad Alimentaria, relacionado con módulos de especialidad como el de Higiene en la Elaboración de Alimentos”, precisó la profesional.

Para que los estudiantes puedan iniciarse en el mundo de la industria alimentaria requieren de perfeccionamiento en lo que se refiere a inocuidad. “Esta es la segunda vez que elaboramos un proyecto de este tipo, agrega Pamela Carrasco, y lo que buscamos es, precisamente, certificar competencias laborales, como una forma de impulsar de mejor forma su inserción en el trabajo.

La estudiante de este establecimiento educacional, Pamela Gómez, valoró positivamente la actividad. “A mí no solo me ha gustado aprender, sino también sé que nos vamos con una herramienta que nos van a contribuir muchísimo y que además, la hemos podido obtener gratuitamente como parte del curso”, puntualizó la joven de Collipulli.


escrito porFuente: Instituto de Agroindustria