logo ufroUNIVERSIDAD DE LA FRONTERA sello acreditacion

ufro socios comunitarios

ufro socios comunitarios

Reunión fijó respuestas a las necesidades de los involucrados con la idea de continuar impulsando el desarrollo del programa en el pregrado.

Para dar inicio a las actividades del segundo semestre de 2018, el Programa de Responsabilidad Social en el Pregrado reunió a los socios comunitarios. En una reunión – taller se trabajó en pos de levantar las necesidades y opiniones de los socios, con la finalidad de fortalecer el programa, en el que participan al año más de 800 estudiantes y cerca de 22 docentes, a cargo de las asignaturas de formación general y de especialidad.

La directora de Desarrollo Curricular y Docente UFRO, Solange Martínez, agradeció la participación de los socios comunitarios y destacó que "la Responsabilidad Social es el sello de formación profesional en el pregrado de la Universidad de La Frontera, y el principal objetivo es poner a los estudiantes en un contexto real, para que con trabajo en equipo, ética y liderazgo, identifiquen y contribuyan a solucionar problemáticas, desde su perspectiva profesional. En tanto, los socios comunitarios están contribuyendo al desarrollo de las capacidades sociales de los estudiantes".

La encargada de RS en el Pregrado, la académica de la Facultad de Ingeniería y Ciencias, Natacha Pino, precisó que nuestro objetivo es recoger los requerimientos y evaluaciones de los socios comunitarios que llevan años respaldando este programa. “Ellos son clave en la ejecución, por tanto es necesario -cada cierto tiempo- generar espacios de retroalimentación, insumo fundamental para generar cambios y atender de buena manera las necesidades de nuestro aliados”.

ACTORES RELEVANTES

En el marco de este encuentro, Javier Saldivia, gerente general de la Cooperativa de Trabajo Araucanía Hub, manifestó que su empresa, basada en el incentivo social y económico, tiene mucho que aportar para los estudiantes. “Creemos que ellos están llamados a ser activos en las problemáticas sociales de la región. Nuestra intención es colaborar a que los estudiantes puedan resolver desafíos de nuestra propia cooperativa. Mi expectativas con este programa, es aportar a su relación con el mundo real”.

Por su parte, Valeria Mera, coordinadora del Programa Mujer y Jefas de Hogar Sernameg, de la Municipalidad de Temuco, explicó que “es un plus adicional, la intervención que realizan los estudiantes con las mujeres de nuestro programa. Nuestras usuarias llegan con la finalidad de mejorar condiciones de empleabilidad, pero en ese rol de multiplicidad, es cuando los estudiantes más las apoyan. Hemos tenido varios grupos, que han hecho un aporte trascendente a los objetivos”.

Un establecimiento municipal de Padre Las Casas, que tiene un convenio propio con la Universidad de La Frontera es la Escuela de Licanco. “Cada año le hemos sacado el máximo de provecho a la oportunidad de trabajar con jóvenes universitarios. Todos los estudiantes que vienen de este programa no han aportado mucho, sobre todo con las necesidades de la escuela. También hemos logrado un vínculo afectivo y de compromiso”, expresó el director del establecimiento educacional, Carlos Morales.

 


escrito porFuente: Vicerrectoría de Pregrado