logo ufroUNIVERSIDAD DE LA FRONTERA sello acreditacion

ufro investigacion 1

A través de este proyecto, que apunta a la formación de capital humano avanzado, se busca vincular los resultados tecnológicos de las investigaciones desarrolladas en el contexto universitario con los requerimientos y demandas de la sociedad y, así, contribuir al desarrollo económico y social de nuestro país.

Fomentar la transferencia tecnológica, la innovación y el emprendimiento de base científica-tecnológica en las universidades de nuestro país que imparten carreras de ciencias básicas, es el objetivo del Programa “Ciencia e Innovación para el 2030” que, a inicios de este año, presentó la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO).

Para incentivar este trabajo al interior de las universidades, CORFO realizó un concurso para apoyar el proceso de generación de planes estratégicos u hojas de ruta en esta línea, convocatoria a la que la Universidad de La Frontera postuló en alianza con la Universidad del Bío-Bío, Universidad de Talca, Universidad de Magallanes, Universidad Católica de la Santísima Concepción y Universidad Austral de Chile.

Bajo el título “Ciencia para la Innovación 2030. Alianza Sur-Subantártica. Ci2030”, este proyecto interuniversitario es una de las siete iniciativas que fueron aprobadas con asignación de recursos, bajo la modalidad de co-financiamiento, para el levantamiento de un plan estratégico que siente las bases del trabajo a realizar para mejorar las capacidades en investigación aplicada, desarrollo tecnológico, innovación y emprendimiento.

Lo anterior, significa que durante un año, estas universidades aliadas deberán trabajar en el diagnóstico y comparación con referentes internacionales, para así identificar e implementar las mejores prácticas de acuerdo a las necesidades detectadas.

Según explica el decano de la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la UFRO, Dr. Rodrigo Navia, este proyecto institucional apunta a que las universidades que forman este consorcio potencien su trabajo en investigación científica, innovación y emprendimiento, además de poseer una fuerte componente de formación de capital humano tanto en pre como en postgrado. Paralelamente se espera que las instituciones logren potenciar sus buenas prácticas en estos ámbitos y puedan orientar su desarrollo científico hacia el impacto en la sociedad.

Con miras a evidenciar los primeros resultados de este trabajo en la generación de los profesionales titulados al año 2030, el Dr. Navia agrega que este trabajo agrupado bajo esta Alianza Sur-Subantártica, responde a la necesidad de fortalecer no sólo la formación de capital humano avanzado, sino que también a la de contribuir, desde la asociatividad de múltiples disciplinas del conocimiento, en el desarrollo de la industria y territorio.

Por su parte, el vicerrector de Investigación y Postgrado de la UFRO, Dr. Renato Hunter, valora que este tipo de programas se inserten en una alianza interuniversitaria que permitirá fortalecer y fomentar la transferencia tecnológica, la innovación y el emprendimiento de base científico tecnológico en el ámbito de las ciencias básicas.

“Este tipo de programas acerca nuestra investigación básica a los desafíos de la industria regional y nacional, incrementando la vinculación con la industria y, junto con ello, desarrollando nuevas competencias en el sector empresarial del país. En esta primera fase del proyecto, se desarrollará el plan estratégico que identificará las brechas que actualmente existen en el ámbito de formación de capital humano, transferencia tecnológica, innovación y emprendimiento científico tecnológico, entre otros”, indicó.

Desde una mirada estratégica, el jefe de la División de Seguimiento de Proyectos Institucionales de la UFRO, César Castillo, también destacó los aspectos que caracterizan el proyecto. “Al igual que lo fue Ingeniería 2030, esta instancia de financiamiento de CORFO pretende marcar hojas de ruta en las universidades, en este caso, con el objeto de que puedan sintonizar, eventualmente, la formación en el área de ciencias hacia una participación en transferencia tecnológica, en innovación y en emprendimiento de base científica-tecnológica. Esto, para los efectos institucionales, permite vincularnos entre las universidades, pero al mismo tiempo generar internamente capacidades e incrementar en los programas de estudios -de pre y postgrado- las capacidades de los estudiantes en investigación, desarrollo tecnológico y emprendimiento”.

APORTES Y ROLES

En la puesta en marcha de este proyecto, un rol fundamental tendrá el Instituto de Innovación y Emprendimiento IDEA-UFRO. Así bien lo afirma el director, Carlos Isaac. “Este proyecto implica un trabajo mancomunado de la Universidad y de sus distintas áreas; sin embargo, como Instituto, nuestro aporte va a estar ligado a los procesos formativos, orientados a la actitud innovadora y emprendedora. Cómo hacemos que nuestros estudiantes de pre y postgrado tengan mejores herramientas y habilidades para emprender e innovar, a partir de los conocimientos y de los desarrollos tecnológicos que realizan en el marco de su trabajo universitario”.

Issacs agrega que “estamos apuntando a la formación de capital humano avanzado y a generar capacidades para utilizar la ciencia y la tecnología como una herramienta que sume valor a la sociedad, a través de la creación y mejora en la productividad de las empresas y en propuestas que de mayor desarrollo”.

Una vez concluido el primer año del proyecto, se procederá a implementar, en una segunda etapa, la hoja de ruta definida conjuntamente, proceso estimado en cinco años de duración.

 

escrito porEscrito por: Daphne Bormann
Facultad de Ingeniería y Ciencias