logo ufroUNIVERSIDAD DE LA FRONTERA sello acreditacion

ufro acreditacion ingenieria

IGIP otorga una capacitación reconocida en metodologías de enseñanza y aprendizaje en ingeniería y disciplinas docentes.

Una importante certificación y calificación pedagógica, en el marco del proceso de habilitación docente, obtuvo la asesora pedagógica de la MacroFacultad de Ingeniería UFRO, Pamela Coronado, durante la primera fase del proyecto. Lo anterior, tras participar en el Programa de Certificación de Educador Internacional de Ingeniería.

El programa IGIP (Internationale Gesellschaftfür Ingenieurpädagogik, por sus siglas en alemán) otorga una capacitación formal, profesional e internacionalmente reconocida en metodologías de enseñanza y aprendizaje en ingeniería y disciplinas a docentes, estudiantes graduados y otros interesados.

Está avalado por InnovaHiEd, el Centro Hemisférico de Cooperación en Investigación y Educación en Ingeniería y Ciencia Aplicada (CoHemis), la organización Laspau(afiliada con la Universidad de Harvard), el Centro de Investigación e Innovación Educativa de la Universidad Tecnológica Nacional (CIIE), la International Federation of Engineering Education Societies (IFEES), la American Society for Engineering Education (ASEE) y la Société Europé enne pour la Formation des Ingénieurs (SEFI).

“En lo personal, es un tremendo orgullo, y en lo profesional, implica obtener un conocimiento más aplicado de la enseñanza en ingeniería, lo que se traduce en una mejor orientación a los docentes de la universidad respecto de las estrategias metodológicas y evaluativas para la enseñanza de la ingeniería”, explicó Pamela Coronado.

PROGRAMA

El programa tuvo una duración de 8 meses, y se desarrolló en modalidad B- learning, con una semana presencial intensiva. En su primera versión en Latinoamérica, tuvo lugar en la Universidad de Puerto Rico- Mayagüez, con la participación de instructores reconocidos a nivel mundial, como Lueny Morell (Puerto Rico), Uriel Cukierman (Argentina) y Eduardo Vendrell (España), y profesionales de Argentina, Perú, Venezuela, Puerto Rico, República Dominicana, México y Chile.

Los tres representantes nacionales, de las universidades de Talca, del Bío Bío y de La Frontera, se capacitaron como parte de uno de los objetivos estratégicos del Nodo de Formación de la MacroFacultad: la habilitación docente, que apunta a fortalecer estas capacidades en académicos.

“Las herramientas obtenidas en esta certificación permiten remirar el proceso de formación en cuanto a lo didáctico y lo curricular, en el desarrollo de competencias que el futuro ingeniero necesita para desempeñarse en el mundo laboral, lo que se traduce en una mejor orientación hacia el docente en cuanto a la selección de las estrategias metodológicas y evaluativas, de tal manera que el proceso de aprendizaje se convierta para el estudiante en un desafío motivador”, agregó Pamela Coronado.

En este sentido, la vicerrectora de Pregrado, Pamela Ibarra, destacó como relevante la certificación obtenida por la asesora pedagógica. “La certificación de Educador Internacional de Ingeniería es muy importante para la Universidad de La Frontera, porque se alinea con la enseñanza centrada en el estudiante, que persigue la docencia de calidad para lograr el aprendizaje de nuestros estudiantes. Contar con una profesional certificada dentro de la red latinoamericana de educadores de ingeniería es un plus para la facultad, el que debemos aspirar a replicar pronto en otras facultades. Nuestra proyección es avanzar hacia una docencia donde los docentes se comprometan con la innovación y la mejora permanente de su quehacer”, señaló.

PRÓXIMAS HABILITACIONES

Actualmente, otros tres académicos de la MacroFacultad están participando en una nueva versión de este programa. Una de ellas es la académica Ivonne Gutiérrez, directora del Nodo de Formación del consorcio en la UFRO.

“Ser parte de este programa permite a un académico conocer, entender y aplicar metodologías y didáctica de educación en ingeniería y sus mejores prácticas, utilizar tecnologías de información tanto en la administración de cursos, como en la comunicación con estudiantes y en la evaluación y calificación de los mismos. Además, reconocer y entender la necesidad de innovación continua tanto en los currículos de la carrera, como en las metodologías de enseñanza y en las estrategias de evaluación de los resultados”, concluyó.

 

escrito porEscrito por: Mauricio Antivil
MacroFacultad de Ingeniería