logo ufro sello acreditacion

UFRO lanzamiento myconativa 1

UFRO lanzamiento myconativa 2

Investigación liderada por la investigadora, Dra. Paula Aguilera, y apoyada por la Unidad de Transferencia Tecnológica (UTT) de la Universidad de La Frontera, consiguió la conformación de una empresa y el licenciamiento de una innovadora tecnología para la agricultura.

Aumentar el volumen de absorción del agua y actuar como un vigorizador de plantas agrícolas producidas en vivero o almácigos, son parte de los beneficios del primer bioproducto inoculante en base a hongos nativos (micorrizas) desarrollado en Temuco por un equipo de investigadores de la Universidad de La Frontera.

Se trata de una iniciativa liderada por Paula Aguilera, Technology Transfer Manager del Núcleo Científico y Tecnológico en Recursos Naturales (BIOREN-UFRO), junto a los doctores del Departamento de Ciencias Químicas y Recursos Naturales UFRO, Fernando Borie y Pablo Cornejo.

Debido a sus características técnicas, el bioproducto tiene altas expectativas y múltiples aplicaciones, beneficia a diferentes tipos de plantas, ya sea de interés agrícola u ornamental, ayudando incluso a la restauración ecológica de los suelos degradados y contaminados.

Gracias a la incorporación al Programa de Escalamiento de Empresas de Base Tecnológica creado por la Unidad de Transferencia Tecnológica (UTT) de la UFRO en conjunto con INCUBATEC-UFRO, los investigadores se asociaron y crearon Myconativa, empresa que desde ahora es responsable del bioproducto y clave en el proceso de las gestiones comerciales para su futura masificación.

El lanzamiento oficial de la empresa Myconativa, se realizó recientemente en dependencias del Campus Andrés Bello de la UFRO, donde sus directivos destacaron las características del producto y su gran potencial en el mercado de los bioinsumos en Chile.

“Myconativa surge desde la academia, la ciencia y la agricultura. La dinámica y evolución que ha tenido, obedece a la necesidad y preocupación de la sociedad en torno a la contingencia actual de cambio climático, introducción de bioproductos en la agricultura, déficit hídrico y el desplazamiento de zonas de cultivo. Como empresa queremos ser parte de ello y es así como ha tenido vida propia”, indicó la Dra. Paula Aguilera, quien lidera la empresa Myconativa.

“Esta empresa que surgió desde la ciencia hacia la innovación, puede convertirse en un factor importante para la agricultura regional. Apoyamos desde un principio este proyecto que hoy es una empresa, en el marco de una alianza virtuosa que hemos construido entre la UFRO y CORFO. Es un proyecto de carácter escalable y eso es fundamental para las amplias proyecciones que tiene el producto”, sostuvo Ricardo Rojas, director regional de CORFO.

EMPRESA

La empresa Myconativa comenzó su camino como un proyecto de investigación, en el marco de la postulación a un concurso de Valorización de la Investigación Universitaria (VIU) apoyada e impulsada por la Unidad de Transferencia Tecnológica (UTT) de la UFRO.

A través del Programa de Escalamiento de Empresas de Base Tecnológica impulsado por la misma UTT, se logró licenciar la tecnología y traspasarla luego a la empresa Myconativa.

“El apoyo de la Dirección de Innovación y Transferencia Tecnológica, cada uno de los profesionales que tiene su rol determinado, la motivación de generar una tecnología innovadora aplicable a nuestra agricultura y por supuesto la Incubadora de negocios Incubatec-UFRO. Nuestra Universidad posee un capital humano que permite apoyar ideas, identificar instrumentos de financiamiento, propiedad intelectual, acompañamiento técnico y financiero”, puntualizó la Dra. Paula Aguilera.

Actualmente, Myconativa es una empresa de I + D promovida por la academia que genera bioproductos a partir de la investigación, para su uso en la agricultura y proporcionar servicios de capacitación, consultoría y análisis. Posee un banco o colección de hongos formadores de micorrizas y genera actividades de transferencia tecnológica con las municipalidades de Temuco y Padre Las Casas.

 

escrito porEscrito por: Sergio Valenzuela
Dirección de Comunicaciones