ufro acreditada 6 anios                                                                  admision 2020 UFRO

UFRO sanida apicola

Las patologías apícolas de las abejas adultas presentan signos clínicos comunes no específicos, lo que dificulta el diagnóstico certero de campo y la aplicación correcta y oportuna de prácticas y/o control sanitario.

Continuando con una agenda de actividades destinadas a traspasar conocimiento mediante cursos, talleres y capacitaciones, se llevó a cabo en el Campo Experimental Maquehue de la Universidad de La Frontera, una jornada dirigida a 30 profesionales y técnicos del Servicio Agrícola y Ganadero SAG La Araucanía.

En esta oportunidad, fue a través del Curso de Sanidad Apícola que se dispuso de la infraestructura y los recursos de la UFRO para proveer a los asistentes de una capacitación sobre uno de los temas de mayor riesgo para las comunidades de abejas, como es el factor sanitario.

Es del interés de especialistas y productores, la mortalidad de colmenas que según los registros va desde un 30 al 40% al año. Por esta razón, el curso estuvo orientado a que tanto profesionales como técnicos pudiesen detectar signos y síntomas de enfermedades, y aplicar posibles tratamientos.

El Dr. Rebolledo explicó que este tipo de capacitaciones permite generar espacios para analizar los principales problemas que afectan a la apicultura chilena. “Muchas veces creemos que tenemos controlados los procesos, pero las abejas en periodo productivo requieren de mayor observación”.

Las patologías apícolas de las abejas adultas presentan signos clínicos comunes no específicos, lo que dificulta el diagnóstico certero de campo y la aplicación correcta y oportuna de prácticas y/o control sanitario. Por esta razón, es indispensable realizar un diagnóstico y tratamiento que respalde una estrategia de manejo sanitario de acuerdo con la problemática presente.

Conocer las principales enfermedades de la abeja adulta (Varroasis, Nosemosis y Acariosis, entre otras), desarrollar habilidades para la toma de muestras, aplicar técnicas o estrategias de control y detectar enfermedades cuarentenarias, fueron algunos de los principales aprendizajes de la jornada. Se suma a esto, la necesidad de habilitar a los participantes también sobre los aspectos nutricionales para el manejo de las enfermedades.

La actividad apícola cada día cobra mayor relevancia, no sólo desde el punto de vista comercial, sino también como una forma de mantener sistemas productivos en equilibrio, diversificados o como una actividad complementaria en sistemas agrícolas, como es la labor de polinización que desarrollan las abejas.

escrito porEscrito por: Pamela Carrasco S.
Dirección de Comunicaciones