logo 2020 ufro header                                                                 Estatutos UFRO

 

UFRO bebida vegetal 1

UFRO bebida vegetal 2

Dos emprendedores de Valdivia y otro de Rancagua, apostaron por la creación de una bebida vegetal en base a avena como materia prima característica del sur. Financiados por CORFO y apoyados por el Instituto de Agroindustria UFRO, el producto es ya una realidad. 

Luego de vivir unas largas temporadas en Barcelona, el chef profesional Jorge Ríos, volvió a Chile con la inquietud de iniciar un emprendimiento que pudiera convertirse en una alternativa para quienes no consumen lactosa, pero, sin embargo, gustan de ese tipo de consistencia y sabor.

“Me pregunté, muchas veces, por qué la oferta de bebidas vegetales en España es tan amplia, en cambio acá, tan reducida y de alto costo; entonces, pensé, debo aprovechar esta oportunidad y crear un producto que vaya en esta línea, que es tendencia mundial”, dice Jorge, quien rápidamente se unió a dos socios, tan dispuestos como él, a soñar con la posibilidad de elaborar una bebida vegetal.

Junto a Eduardo Fox y Matías De Pablo, determinaron que el producto final tuviese valor para el territorio y fuese verdaderamente accesible a las personas. “Así, decidimos tomar la avena como primera opción, básicamente, por las grandes cantidades de cultivo en la zona, considerando que Chile es, además, uno de los grandes exportadores de avena comestible para el extranjero, y porque queríamos un producto rico, sano y natural, que pudiese ser vendido a bajo costo. Y nació Nutrisur”, sostienen los emprendedores.

A través de la Nube Cowork, fueron armando redes y estableciendo contactos con emprendedores y asesores. Postularon en septiembre del año pasado al Programa Regional de Apoyo al Emprendimiento (PRAE) de CORFO. Estos fondos les permitieron financiar el estudio de mercado, prototipos y prospección comercial.

APOYO DEL INSTITUTO DE AGROINDUSTRIA

Los emprendedores tenían el camino trazado. Sabían el sabor que querían conseguir y el formato idóneo para su distribución, pero necesitaban conocer la opinión de las personas; y en esto, el apoyo del Instituto de Agroindustria de la UFRO resultó fundamental. Un estudio de mercado permitió encontrar varias respuestas al producto final. 

“Las bebidas vegetales las encontramos –generalmente- en envases de litro y en el retail, sin embargo, casi el 100% de la oferta corresponde a bebidas que son importadas. Hay de coco y almendra, y algunas personas las fabrican de forma artesanal, por lo que teníamos un gran nicho de mercado. Nosotros aspirábamos a un envase individual y logramos hacerlo en vidrio”, agrega.

La ingeniera civil industrial del Instituto de Agroindustria, Jacqueline Vidal, explicó: "los emprendedores llegaron con la idea clara de su producto, es decir, una bebida vegetal de avena. Por lo anterior, el estudio de mercado se abocó principalmente a la recopilación de información secundaria y primaria en temas relacionado con el público objetivo, preferencias de los consumidores en tanto a sabores, dulzores, formatos y tipos de envases”, explica la profesional.

Y en este contexto, algo muy importante, “la competencia nacional e internacional, los canales de distribución más ad hoc al producto, y dónde los encuestados prefieren su adquisición; franjas de precios a los que el consumidor accedería y la estrategia comercial de promoción y publicidad, entre otros puntos”, agrega. Esto permitió dar respuesta a la forma de promocionar y posicionar la bebida de avena en el mercado local y nacional.

Para el consultor agroalimentario, Iván Báez, quien ha trabajado junto a Trío Avena, lo más importante son las características alcanzadas en este primer producto. “El resultado es una bebida vegetal 100% natural, agradable de consumir, elaborada con productos de nuestra zona y con una composición nutricional potente; una alternativa para poder suplir la leche. Creemos es un producto que va a entender muy bien el consumidor chileno”.

Ya con el producto en el mercado y disponible en las principales tiendas de Valdivia, los emprendedores de Trío Avena planean ir ampliando su presencia en distintos puntos de ventas -dicen- a lo largo de todo el país, identificando la distribución por regiones. “Queremos estar en todo Chile, mantener y resguardar el precio que hemos fijado, y estar atentos a la diversificación que podemos dar a este producto pensando en nuevas variedades”, puntualizaron orgullosos estos jóvenes emprendedores.

En Valdivia se puede comprar Nutrisur en las tiendas: "El Cubanito", Farmacia Las Ánimas, Verdulería Romy, Amünn, Pastelería Almendra, "Donde Chile" (El Bosque Sur), Cooperativa La Manzana, Mawënche, Panadería Mi Pueblito y Panadería y Rotiseria Los Cisnes.


escrito porEscrito por: Pamela Carrasco Salas
Dirección de Comunicaciones