logo 2020 ufro header                                                                 Estatutos UFRO

ufro melton casa ecologica 1

ufro melton casa ecologica 2

ufro melton casa ecologica 3

Un terreno ubicado en la segunda faja del camino Pitrufquén y Villarrica es el espacio convenido para desarrollar la primera casa ecológica de La Araucanía, que busca ser un modelo de vivienda y demostrar su viabilidad, a través de materiales que la hacen sustentable y sostenible.

La Fundación Melton y su Campus UFRO han venido por años desarrollando proyectos de impacto con la comunidad local e internacional. Buenas ideas y con sentido social es el compromiso que se han trazado y les ha permitido, en este último tiempo, encontrarse con organizaciones e instituciones líderes en el desarrollo de este tipo de iniciativas.

Es así como entre las nuevas alianzas, los estudiantes de la Universidad de La Frontera que integran esta organización internacional -compartida por seis instituciones en el mundo, y donde la UFRO es la única de Chile y Latinoamérica, han establecido fructíferas colaboraciones con diversas instituciones y organizaciones.

De esta manera, surgió el deseo de hacer más acciones en terreno, de estar en mayor sintonía con la realidad de las personas, no solo para construir relaciones empáticas y efectivas, sino también buscando aprendizajes colaborativos. De la mano de Glenn Martinson, ingeniero y ecologista de corazón, los jóvenes UFRO han tomado la oportunidad para demostrar que el mundo de las ideas es posible, y con esta premisa sellaron una alianza con la Fundación Desafío Levantemos Chile, la Fundación InnovaPaís, la Municipalidad de Pitrufquén y la Municipalidad de Temuco.

El lugar escogido para la edificación es la segunda faja del camino Pitrufquén y Villarrica, correspondiente al terreno de una familia de origen mapuche, específicamente, de Omar Colil Painen, con quien se ha convenido utilizar el espacio para construir la primera casa ecológica de La Araucanía, que busca ser un modelo de vivienda y demostrar su viabilidad, a través de materiales que la hacen sustentable y sostenible.

La casa ecológica de Pitrufquén es un ejemplo de labor colectiva, y es la muestra más fidedigna de una construcción que bien pudiera significar una alternativa a las actuales viviendas sociales. “Es un llamado a mirar el componente medioambiental no como un obstáculo, sino como un desafío”, dice el estudiante de Biotecnología e integrante de la Fundación Melton Campus UFRO, Pablo Carrillo.

Su compañero de labores, el estudiante de Ingeniería Civil Mecánica, Patricio Díaz, explica además que “la estructura de esta casa es de dos pisos y busca abastecerse con paneles solares y un biodigestor que proporciona autonomía energética. La casa tiene vigas de madera, extraídas del mismo bosque, las paredes son palets reciclados a costo cero, las botellas plásticas se usan como relleno y aislante térmico, y el recubrimiento es de barro y paja”.

Además, la construcción posee un componente significativo y es que su orientación es similar a una ruka y el sistema de temperatura se regulará por el sol, en invierno y verano. La idea de esta casa ecológica, sustentable y sostenible, es que pueda ser fabricada en comunidad y esto es lo que quieren aprender los jóvenes de la Fundación Melton y también los estudiantes de pregrado UFRO que se han sumado a la iniciativa.

 


CASAS ECOLÓGICAS EN EL MUNDO
El proyecto de casa ecológica elaborado por Glenn Martinson, recorre el país enseñando y creando de manera gratuita casas sustentables y sostenibles para las personas con mayores niveles de pobreza o en contextos rurales. Una mayor conciencia por el cambio climático ha hecho que las personas y empresas comiencen a preocuparse por sus efectos, y ello ha impulsado la generación de distintas iniciativas concretas en torno a las construcciones amigables con el medio ambiente.

Arquitectos de países como Vietnam, Australia, Estados Unidos, Francia y Reino Unido han demostrado diseños posibles, y en Chile, la propuesta de Glenn Martinson se plasma a través de su vivienda en la Comunidad Ecológica de Peñalolén.

 

escrito porEscrito por: Pamela Carrasco Salas
Dirección de Comunicaciones