logo 2020 ufro header                                                                 Estatutos UFRO

 

UFRO Beca Electrica Solidaria

La iniciativa ha mantenido una entrega ininterrumpida de tres becas para estudiantes UFRO en el tiempo; pero por vez primera, benefició a cuatro estudiantes de Ingeniería Civil Eléctrica y, adicionalmente, otorgó otros dos recursos de libre disposición, a raíz del contexto sanitario por  la pandemia del Covid-19.

Hace 17 años, un grupo de titulados de las carreras del área de Ingeniería Eléctrica, se reunió y decidió materializar una ayuda económica para ir en contribución de estudiantes y futuros colegas que tienen dificultades financieras y, de esta manera, favorecerlos económicamente ante sus méritos académicos.

De esta manera, en 2004 se gestó la entrega de la Beca Eléctrica Solidaria, iniciativa que hoy permitió a cuatro estudiantes de Ingeniería Civil Eléctrica obtener un beneficio pecuniario de libre disposición para sus estudios.

Rodolfo Gutiérrez, titulado de Ingeniería de Ejecución en Electricidad de la Universidad de La Frontera en 1993 y representante de los donatarios, sostuvo que “todos quienes participamos como donatarios de la Beca Solidaria Eléctrica nos sentimos muy orgullosos. Particularmente, me sentí muy identificado por los becados, porque cuando las y los entrevistamos nos dijeron todos los problemas que han tenido para poder permanecer en la Universidad, incluyendo el Covid-19; y a mí también me costó en su momento”.
Gutiérrez, quien es uno de los titulados UFRO fundadores de esta ayuda, destacó que “uno tiene que hacer un poco más; y el poder entregar una ayuda de esta magnitud y por tanto tiempo, con 55 becados, junto a 2 ayudas adicionales este 2020, hacen un total de 57 estudiantes beneficiados a la fecha”.

APORTE DE TITULADOS
Pamela Ibarra, Vicerrectora de Pregrado de la Universidad de La Frontera, destacó el aporte que realizan los titulados UFRO, en particular, el grupo de profesionales que materializaron esta ayuda económica para quienes serán sus colegas.

“Para la Universidad de La Frontera, es un gran honor y un privilegio contar con un grupo de titulados UFRO, que cada año realizan un significativo aporte económico a nuestros estudiantes de la carrera de Ingeniería Civil Eléctrica, con recursos de libre disposición para contribuir en su bienestar general”, destacó la autoridad Universitaria.

Ibarra agregó que “valoramos que este tipo de iniciativas, que nacen del esfuerzo de quienes alguna vez también fueron estudiantes del área eléctrica y hoy son profesionales íntegros y empáticos, contribuyan ante las diversas situaciones que viven sus futuros colegas y actuales estudiantes de la carrera de Ingeniería Civil Eléctrica; considerando también, que este año aumentaron en una beca extra, en plena situación de pandemia. Esto hay que destacarlo y aplaudirlo”.

Finalmente, Rodolfo Gutiérrez recalcó la importancia de generar este tipo de iniciativas e instó a los estudiantes a que cuando ellos y ellas sean profesionales, también colaboren con esta noble causa.

“Este año la Beca Solidaria Eléctrica otorgó, en total, ayudas por sobre los $2.500.000. Fue muy bueno, pensando en el año que estamos pasando. Eso te llena, porque en un año tan complejo nos metimos las manos en los bolsillos y sacamos la Beca Eléctrica Solidaria adelante; podríamos haberla suspendido, pero nunca lo hicimos y así como vamos, yo creo que va a ser difícil que alguna vez termine este beneficio. La invitación es a que también tiendan la mano”, cerró.

 



TESTIMONIOS
“Recibir la Beca Solidaria Eléctrica fue bastante sorprendente, al enterarme de que mi carrera tenía una beca patrocinada por los mismos graduados. En lo personal, la beca me va a ayudar con el arriendo y a poder comprar algunas cosas para estar acá en Temuco”, señaló Carlos Schulz Ñeripil, estudiante de segundo año de Ingeniería Civil Eléctrica de la Universidad de La Frontera, proveniente de la localidad de Faja Maisan, camino que une las comunas de Pitrufquén y Toltén.

“Cuando postulé, siempre pensé en que si salía becada devolvería la mano, ya que es una beca que ve las necesidades de los estudiantes y siempre vela por apoyar a la continuidad en la carrera. En mi caso, utilizaré el dinero para ayudar a pagar un computador para la Universidad y cosas de mi hija. El resto está pensado para postular a la casa propia, pero acá en el campo”, indicó María Daniela Tragol, estudiante de cuarto año de la carrera de Ingeniería Civil Eléctrica de la Universidad de La Frontera, proveniente de la localidad de Trapilhue, en la comuna de Freire.

“Obtener esta beca es un gran alivio, en primer lugar, porque junto a mi familia en estos momentos no estamos pasando un buen momento. Mi mamá está viajando día por medio a Victoria para dializarse, por lo que ella tiene que llevar una colación y el transporte, lamentablemente, la municipalidad no es constante con ese recurso, por ello, voy a ayudarla”, dijo Ángela Huaquiñir, estudiante de segundo año de la carrera de Ingeniería Civil Eléctrica, proveniente del sector Pehuenco Sur, en la comuna de Lonquimay.

“Para mí, recibir esta beca fue un punto importante en la Universidad, porque este año ha sido bien particular y complejo. Por el coronavirus, ha disminuido considerablemente el trabajo y en los primeros meses fue grave, prácticamente el trabajo era nulo. Además, este año he estado con una crisis existencial, determinando qué quiero hacer, pero con la Beca (Eléctrica Solidaria) cambió de inmediato el panorama; el solo hecho que me hayan considerado y de que además fuera beneficiario, significa un gran apoyo para mí, tanto a nivel económico como moral importante, con una recarga de energía para intentar cursar mis años de estudios de la mejor manera”, subrayó Raúl Lagos, estudiante de cuarto año de Ingeniería Civil Eléctrica de la comuna de Pitrufquén.

 

escrito porEscrito por: Abelardo Silva
DDE - UFRO