logo 2020 ufro header                                                                 01 streaming estatutos

UFRO acompanamiento telefonico adulto mayor

Con un  64% de participación de personas mayores, se dio fin a este acompañamiento telefónico que tenía como objetivo generar una instancia de apoyo para la tercera edad, que se vio afectada por el Covid-19.

Con éxito terminó el Programa de acompañamiento telefónico “Hablemos estando en casa: ¿Kümelekaymi?”, organizado por la Dirección de Vinculación con el Medio (@VinculaFECSH) de la Facultad de Educación, Ciencias Sociales y Humanidades (FECSH) de la Universidad de La Frontera junto a SENAMA, que tuvo como objetivo promover el bienestar psicológico y social de los adultos mayores de la región, generando una red de apoyo para sobrellevar el contexto de pandemia.

“Esto no es algo de carácter clínico, sino que más bien de acompañamiento, muy desde lo humano a partir de las situaciones que las personas estaban viviendo, principalmente los grupos de riesgos como lo son los adultos mayores; por lo que quisimos focalizarnos ahí”, afirma la Dra. Cecilia Mayorga, directora de Vinculación con el Medio de la FECSH.

De manera voluntaria, 10 estudiantes de último año de las carreras de Trabajo Social y Psicología de la FECSH, decidieron participar e ir en ayuda de alrededor de 80 adultos mayores, pertenecientes a los diferentes Programas Sociales como “Adulto Mayor”, “Condominio de Viviendas Tuteladas” y “Programa Familias” de los municipios de Angol, Chol Chol, Freire y Curarrehue.

En el transcurso del programa, se les llamaba dos veces a la semana para que los adultos mayores pudieran conversar con las estudiantes (quienes se prepararon mediante un seminario online para desarrollar de mejor manera esta iniciativa), donde se pudieron percatar de casos complejos dentro de esta población, como por ejemplo, el miedo a la pandemia, angustia, crisis de pánico, problemas de salud y alimentación, entre otras.

RESULTADOS
Después de cuatro meses de puesta en marcha de este acompañamiento telefónico, los resultados se dieron a conocer mediante una reunión virtual organizada por la Dirección de Vinculación con el Medio junto a miembros de los diferentes programas sociales que participaron en esta iniciativa.

La ex coordinadora de Programas de la Facultad de Educación, Ciencias Sociales y Humanidades, Maryorie Canales, mencionó que para llegar a los resultados de este acompañamiento telefónico, formularon dos instancias de evaluaciones, una para las estudiantes que participaron en este programa, quienes lo calificaron de manera positiva y otra para conocer la postura de los adultos mayores.

A estos últimos, se les hizo una encuesta en línea, que arrojó algunos resultados que son necesarios de considerar; como que el 46% de las y los adultos mayores viven solos/as y el 34% vive con un cónyuge o algún familiar. Se les consultó además, si habían experimentado sentimientos de soledad durante la pandemia, donde un 46% señaló que “sí”, un 30% “a veces” y el 23% respondió que “casi nunca”.

Para los organizadores de este programa fue importante dicha pregunta, ya que una vez finalizado el acompañamiento, los adultos mayores en un 82% respondieron que se sintieron escuchados, e incluso, algunos mencionaron que tuvieron la oportunidad de contar los problemas que tenían; donde además, se refirieron a este acompañamiento telefónico como “lo mejor que pudieron hacer por las personas mayores”, cumpliendo así el objetivo principal.

“Ha sido un apoyo bastante considerable. He recibido muy buenos comentarios por parte de las personas mayores, sobre todo del grupo que tengo en el Condominio de Viviendas Tuteladas, donde el tema de la pandemia les afectó más que al resto de la población, por el hecho de que no podían salir. Entonces, la parte emocional y psicológica se vio bastante afectada y esto les ayudó muchísimo y se manifestó por parte de ellos, que es lo importante”, mencionó Roswita Benavides del equipo del Programa “Condominios de Viviendas Tuteladas” de Angol.

Ramón Gajardo, quién está a cargo del “Programa Familias” en la comuna de Chol Chol, menciona al respecto “este programa de acompañamiento telefónico para personas mayores estuvo bien enfocado y por lo que me reportaron las colegas, estuvo todo bien y la gente estuvo tranquila; no había tanta ansiedad como al inicio, ya que fue eso lo primero que se generó en nuestras familias por el hecho de estar encerrados en la casa.”

Carolina Aedo, Jefa “Programa Familias” de Angol, agrega: “Las personas que les llamaban eran muy cordiales y se sintieron acompañadas”; recalcando que “las personas jóvenes tienen más apoyo con los hijos, pero los adultos mayores están solos. Entonces, el conversar y darles ese espacio, para ellos es muy importante, porque prácticamente fueron con las únicas personas que hablaban en todo el día.”

 


escrito porEscrito por: Facultad de Educación, Cs. Sociales y Humanidades