logo 2020 ufro header                                                                 03 banner admision ufro

UFRO proyecto fondef berries

Generar información en línea que permita optimizar el proceso de cosecha de fruta y disminuir las tasas de rechazo en las exportaciones es el objetivo del proyecto  FONDEF ID16I20206, desarrollado por académicos de las Universidad de La Frontera, Universidad del Bío-Bío y Universidad de Talca con apoyo de empresas del rubro.

"Sistema de apoyo a la toma de decisiones para la cosecha de frutas basado en Internet de las Cosas”, es el innovador proyecto que permitirá una mejor distribución de la producción de berries y carozos, como arándano y cereza respectivamente, en el mercado nacional e internacional, y que ya avanza a su segunda etapa de implementación en el Campo Experimental Maquehue de la Facultad de Ciencias Agropecuarias y Forestales de la Universidad de La Frontera.

El Dr. Patricio Galeas, investigador del Centro de Modelación de la UFRO y director del proyecto, contó que la primera etapa consistió en la creación de un prototipo de canasto de cosecha inteligente con sensores para registrar distintas variables que inciden en el momento de la cosecha, como la temperatura, humedad y vibraciones.

“Posteriormente, se analiza la vida útil de la fruta guardada en cámaras de frío y se establece una correlación con las distintas variables recogidas en la cosecha”, dijo.
En tanto, el Dr. Cristian Meriño, investigador de la Facultad de Ciencias Agropecuaria y Forestales, señaló que este proyecto cobra relevancia por la distancia y tiempo que nuestra fruta debe viajar para llegar a los mercados de Europa, Asia o Estados Unidos.

“Detectamos que mucha fruta se daña en el proceso de recolección, por lo que con este proyecto pretendemos establecer previamente el tiempo de vida postcosecha de la fruta y con eso disminuir los porcentajes de rechazo en las exportaciones cuando llegan a destino”, agregó el Dr. Meriño.

SEGUNDA ETAPA
En esta segunda etapa del proyecto, se trabaja en una versión más avanzada del canasto inteligente o “smartbin”.

“Al igual que los primeros computadores que en un principio eran gigantescos y ahora caben en la palma de la mano, nuestro primer prototipo ocupaba un gran volumen en el canasto. Actualmente estamos trabajando en un modelo tipo tarjeta, más pequeño y a la vez más resistente”, dijo el Dr. Meriño.

Por otra parte, el Dr. Galeas señaló que, si bien la primera etapa del proyecto permitió establecer las variables de cosecha y su incidencia en la relación de la fruta, con estos datos se espera en esta segunda etapa crear un software que permita al productor hacer un seguimiento in situ y muy preciso de su cosecha a través de cualquier dispositivo inalámbrico, como un teléfono, tablet o computador.

Cabe señalar que la finalización del proyecto está prevista para el año 2022, en donde se entregarán 25 prototipos del smartbin con conexión inalámbrica al sistema de monitoreo de cosecha en línea a distintos productores de las regiones del Maule y La Araucanía.


escrito porEscrito por: Alejandra González Guevara
Facultad de Cs. Agropecuarias y Forestales