Logo UFRO aniversario 40 anios                                                                 01 streaming estatutos

UFRO encuesta genero

La Mesa Triestamental de Equidad de Género, conformada por representantes de las facultades, de los Campus Angol y Pucón, de las organizaciones de Mujeres ProEquidad y ATMA, del Consejo de Presidentes y de unidades y direcciones, coordinados por la Dirección de Equidad de Género, da a conocer los principales resultados de la 2a encuesta que describe el uso del tiempo por parte de docentes, estudiantes, académicos/as y funcionarios/as de la Universidad de La Frontera en el contexto de la pandemia.

Después de un año, la pandemia de COVID-19 continúa afectando la vida personal y laboral de la población. Por ello, la Mesa de Colaboración Triestamental de Equidad de Género de la Universidad de La Frontera, buscó por segunda vez, luego de la primera encuesta realizada en abril de 2020, conocer cómo las personas que forman parte de la comunidad universitaria UFRO, enfrentan sus respectivas cargas de trabajo; así como su situación de salud física y mental dado el actual contexto de confinamiento, el que ya se prolonga por más de un año.

La información obtenida por la encuesta constituye, entonces, un insumo relevante para evaluar lo que se ha hecho a partir de la aplicación de la primera encuesta, identificando las situaciones problemáticas que siguen afectando a la comunidad universitaria, y así aportar a las orientaciones necesarias en el desarrollo de buenas prácticas de la vida familiar, estudio y trabajo, generando procesos de colaboración para los funcionarios y estudiantes de la Universidad durante este complejo periodo de excepción.

La encuesta aplicada, de carácter voluntario y confidencial, consta de un total de 33 preguntas y se aplicó a la comunidad universitaria UFRO en el mes de noviembre de 2020; siendo respondida por un total de 685 personas, con edades entre 18 y 69 años. La encuesta fue contestada mayoritariamente por mujeres (68% del total encuestado), con un leve descenso en el porcentaje de personas que declaran pertenecer a algún pueblo originario (16% en la segunda encuesta respecto a un 18% de la primera), aunque sí se agregan otros pueblos, como atacameño, aymara y diaguita. Un 57% de los/as encuestados/as corresponde a personas solteras y un 25% a personas casadas; con el resto de los/as encuestados/as, en otras situaciones civiles.

Entre las principales conclusiones del estudio, se observa que, en comparación a la primera encuesta, no hubo cambios importantes con respecto a sexo, género y nacionalidad, aunque hubo un pequeño descenso en la participación del estamento estudiantil, posiblemente debido a un aumento de su carga académica en el actual período. Como en abril de 2020, la encuesta fue nuevamente contestada mayoritariamente por mujeres (cerca de dos tercios del total encuestado), lo que da cuenta nuevamente que los temas de género continúan siendo esencialmente, una preocupación de las mujeres.

Respecto al estado civil de los encuestados, hubo un mayor número de hombres que respondió encontrarse en pareja, en comparación a la primera encuesta. Igualmente, se determinó que los estudiantes hombres reportan, en esta segunda encuesta, vivir más con sus abuelos y abuelas, y en el caso de los demás estamentos, señalan convivir con cónyuges y parejas.

El análisis de los datos demostró que, en este periodo de excepción, a lo menos una persona debe salir a trabajar fuera del hogar. En este sentido, en la primera encuesta, eran mayoritariamente los hombres quienes asumían el rol de la mantención del hogar en todos los estamentos; sin embargo, en la segunda encuesta, las mujeres responden que también han asumido este rol. Al mismo tiempo, ha aumentado el apoyo familiar a las personas que viven fuera del hogar (adultos mayores y otros familiares).

Se observó igualmente que, en todos los estamentos, los hombres se encuentran asumiendo roles domésticos dentro del hogar en tareas de cuidado y apoyo, tanto de hijas e hijos, como de adultos mayores. Sin embargo, se evidencia que las mujeres continúan soportando una mayor carga al interior del hogar, respecto a dichas tareas. A pesar de ello, resulta también evidente que la responsabilidad de salir a realizar las compras, se ha distribuido de forma más equitativa entre las personas del hogar durante este período, lo que ocurrió en todos los estamentos.

En los tres estamentos, las personas tienden a sentirse sobrecargadas con las tareas académicas y domésticas. A pesar de lo anterior, los estamentos de funcionarios/as y académicos/as, manifestaron que han logrado organizarse para cumplir con todas sus tareas habituales. En esta línea, resulta notorio que el confinamiento ha afectado el estado de ánimo de las personas integrantes de todos los estamentos, evidenciándose en esta segunda encuesta, un mayor porcentaje de problemas de concentración e irritabilidad por situaciones en el hogar y trabajo; así como desequilibrios en la alimentación y horarios de las actividades laborales. Es así, como las situaciones de violencia al interior del hogar siguen estando presentes, pero a diferencia de la primera encuesta, en que fue manifestada en los tres estamentos, los eventos de violencia se encuentran ahora, principalmente, en estudiantes y funcionarios/as.

No se observaron cambios en esta segunda encuesta, respecto a contar con un espacio individual para trabajar en el hogar; sin embargo, se señala que este espacio suele ser ruidoso, y por ende, puede también llevar a problemas de concentración y situaciones de irritabilidad. Una dificultad que manifiestan los tres estamentos, se relaciona a temas de conectividad y disponibilidad de equipos, ya que éstos, en muchos casos, deben ser compartidos con los hijos.

Como recomendaciones, se sugiere que en todos los estamentos se trabajen herramientas que contribuyan a mejorar la comunicación al interior del hogar y el autocuidado, con respecto a las tareas académicas y laborales, para así evitar situaciones de salud mental y estrés. Por lo mismo, se debiera evitar que el rendimiento laboral, en todos los estamentos, se evalúe como si se continuara en condiciones de normalidad. Resulta entonces, fundamental, el continuar visibilizando dentro de la comunidad universitaria, las distintas redes de apoyo que ya existen y que se encuentran disponibles para brindar atención. En este sentido, una medida concreta que se sugiere es, no diferenciar entre estamentos cuando se realicen recesos universitarios, ya que el autocuidado es necesariamente transversal para todos los estamentos de la comunidad UFRO. Finalmente, se espera que los datos obtenidos en esta encuesta, contribuyan a continuar generando acciones e iniciativas que favorezcan el bienestar de toda la comunidad universitaria.

 



escrito porEscrito por: Carmen Hernández Cifuentes
Dirección de Comunicaciones