Logo UFRO aniversario 40 anios                                                                 01 streaming estatutos

UFRP pablo riedeman

Internista, reumatólogo y académico UFRO son parte de su currículum como profesional. Hoy asume uno de los desafíos más importantes en términos de aseguramiento de la calidad de unas de las áreas con mayor impacto en la salud pública y privada regional y nacional.

Inicia su historia en la Universidad de La Frontera (Ex. U de Chile) el año 1975, ingresando a los 16 años como estudiante de medicina, para luego realizar la especialidad de medicina interna en nuestra casa de estudios. Como estudiante, académico, investigador y profesional del área, cuenta con el conocimiento intra y extra aula en cuanto a especialidades médicas, trayectoria y conocimiento reconocido por las autoridades universitarias para atender y dar respuesta a las necesidades de una de las áreas con mayor impacto en la región y el país en cuanto a la formación de especialistas en salud.

El director Académico de Postgrado, Dr. Víctor Beltrán, comenta sobre esta nueva coordinación que “nos permitirá tener un canal de comunicación más directo con las especialidades clínicas que dicta la Universidad, de manera tal de diagnosticar y priorizar las necesidades de los diversos programas de especialización, orientadas al cumplimiento de los compromisos de acreditación, así como levantar las capacidades institucionales para la creación de nuevos programas, considerando que nuestra Universidad juega un rol fundamental a nivel regional y nacional en la formación de diversos especialistas del área de la medicina, odontología, enfermería, obstetricia y puericultura, entre otras”, indicó el Dr. Beltrán.

CONOCER, PLANIFICAR, EJECUTAR
Si pudiéramos conceptualizar la programación de trabajo de esta nueva coordinación, obedecería a estos tres grandes conceptos, como las principales líneas de trabajo, que ya iniciaron.

Comenta el Dr. Riedemann que “lo fundamental es normalizar el funcionamiento de las especialidades existentes, unificando la organización y estructura, identificar todas las brechas (que sabemos existen, algunas desde la vereda de la suposición, pero queremos objetivarlas con la mayor certeza posible) y también, de manera organizada, identificar nuestras fortalezas. Para ello, estamos en una etapa inicial de diagnóstico de realidad, que esperamos tener resuelto durante el mes de agosto, para luego trabajar sobre esa información para generar el planteamiento de un plan de trabajo. El diagnóstico es fundamental, porque podremos saber lo que tenemos que hacer y cómo hay que hacerlo”.

El nuevo coordinador Académico de Especialidades comenta sobre la realidad actual en que se encuentra nuestra casa de estudios en relación a su crecimiento en el área. “La Universidad ha ido creciendo y complejizándose progresivamente a través del tiempo, y de pronto comienzan a producirse fenómenos propios de las crisis de crecimiento. En ese proceso, las especialidades médicas, que partieron siendo muy pocas, hoy en día son la actividad de postgrado más numerosa (35 programas), cada una con identidades y necesidades propias. Entonces, por mucho tiempo en la Universidad nos movimos con estructuras y organizaciones que eran bastante genéricas y que pretendían aplicarse de manera similar a áreas que eran bastante disimiles, generando necesidades insatisfechas en algunas áreas”, indicó el Dr. Riedemann.

ACREDITACIÓN
La acreditación de los programas ha sido una de las preocupaciones del Gobierno Universitario, con el fin de resguardar y preservar la calidad de cada uno de los programas que se imparten.

Sobre este tema, el Dr. Riedemann ya cuenta con una primera visión sobre el escenario de las acreditaciones de los programas, rotando el foco de atención a lo que considera el problema de base, cuyo fondo tiene relación con los parámetros de evaluación genéricos y la poca vinculación con los objetivos propios de cada uno de los tipos de programas de postgrado existentes. “Las especialidades en el ámbito de la salud, son actividades de especialización profesional. No buscan y no tienen como finalidad el formar académicos ni investigadores, y por lo mismo, difieren en buena medida en lo que son los programas de doctorado y magister. Hasta ahora, se ha utilizado una metodología de evaluación que está muy guiada hacia lo académico e investigación y si uno utiliza esa forma de evaluar, a pesar de que desde el punto de vista de calidad en la formación profesional de las especialidades sean irreprochables (interna y externamente), van a haber algunas especialidades que no van a contar con la capacidad de acreditación bajo esos parámetros. Aplicar la misma vara a un programa de doctorado, magister y especialidad, va a generar problemas en los programas de especialidad, como ha quedado de manifiesto. Entonces hay un proceso que está aún en discusión tanto desde el Ministerio de Salud, como la Asociación de Facultades de Medicina respecto de cómo debiesen ser acreditadas las especialidades de medicina. Hasta ahora tenemos una manera, nos hemos ido acomodando a esa forma, pero eso no quiere decir que esto no sea susceptible de cambios en el futuro cercano”.

TAREAS A CORTO PLAZO
A solo un par de semanas de haber asumido este nuevo rol, el Dr. Riedemann sabe que los plazos son acotados y es por ello que las tareas ya están definidas y priorizadas, lo que incluye desde ya un trabajo de robustecimiento de los programas de especialidades, a las que estarían sumado 4 subespecialidades.

Nos comenta que “la prioridad inicial es saber qué está pasando, luego un esquema de trabajo, que las nuevas cuatro posibles subespecialidades logren pasar por los distintos procesos internos de la Universidad y lleguen a ser autorizadas, para que en 2022 puedan estar operativas. Hablamos de las subespecialidades de Oncología Médica, Geriatría, Radiología Intervencional y Medicina Intensiva Adulto”, indicó el nuevo coordinador de Especialidades de la Dirección Académica de Postgrado de nuestra Universidad.

El Dr. Juan Pablo Riedemann se define como internista, reumatólogo y académico UFRO, pero su trayectoria dice mucho más. Vinculado a UFRO desde el año 1975 cuando inicia sus estudios de medicina en la ex Universidad de Chile, para luego ingresar a el programa de especialidad en Medicina Interna. Cuenta con el grado de Magister en ciencias de la Universidad de McMaster, Canadá, al finalizar una estadía de perfeccionamiento en metodología de la investigación en salud.

En UFRO, ha ejercido los roles de director del Departamento de Medicina Interna, director del Centro de Investigación y Gestión en Salud (CIGES), formó parte del equipo creador del Magister en Epidemiología Clínica, ejerció también como director de Investigación UFRO. Fue asesor técnico para el MINSAL en Guías GES (Garantías Explicitas en Salud) así como en implementación inicial de Ley Ricarte Soto en Patologías reumatológicas y presidente de la Sociedad Chilena de Osteología y Metabolismo Mineral, entre otras funciones destacadas.

Además de ello, forma parte de su trayectoria el rol que sumió como director de la Clínica Alemana durante 9 años, lo que tuvo un alto impacto en nuestra casa de estudios en términos de colaboración, ya que este importante centro de salud privada se convirtió en un campo clínico, espacio de formación de estudiantes de distintos niveles.


escrito porEscrito por: Andrea Poblete Pacheco
Dirección de Comunicaciones