Logo UFRO aniversario 40 anios                                                                 01 streaming estatutos

UFRO reunion rectores 1

Araucanía: Urgencia de Diálogo como Política de Estado

Rector Universidad de La Frontera, Dr. Eduardo Hebel

En conferencia de prensa, autoridades de siete casas de estudios superiores junto al obispo de Temuco, Héctor Vargas, dieron a conocer documento consensuado. Un llamado al Centro Nansen de Noruega para participar como mediador, destaca entre los cuatro puntos centrales del texto.

El reconocimiento a los pueblos originarios, un urgente llamado al diálogo y la participación del Centro Nansen con sede en Noruega como mediadora, son parte de las propuestas presentadas por rectores de universidades de La Araucanía para abordar la actual situación de la región.

El documento titulado “Araucanía: Urgencia de Diálogo como Política de Estado”, aborda cuatro puntos centrales enfocados en instalar un proceso de diálogo que permita reparar y reconstruir las relaciones entre el pueblo mapuche, la sociedad chilena y sus instituciones.

El texto está firmado por el Rector de la U. de La Frontera, Eduardo Hebel; U. Católica de Temuco, Aliro Bórquez; la Rectora de la U. Santo Tomás, Rosemarie Junge, el Rector de la U. Autónoma, Teodoro Ribera; el director de Campus Villarrica de la Pontificia Universidad Católica, Gonzalo Valdivieso; el vicerrector de la U. Autónoma, Emilio Guerra; el vicerrector regional de la U. Mayor, Gonzalo Verdugo; el director de la sede Victoria de la U. Arturo Prat, Juan Pablo López y el obispo de Temuco, gran canciller de la U. Católica de Temuco, Héctor Vargas.

“Las universidades tenemos un deber de asumir un rol activo en la búsqueda de soluciones a las problemáticas de nuestra sociedad. No podemos mantenernos ajenos y mirar hacia el lado cuando La Araucanía está tensionada por un conflicto que requiere urgentemente la concurrencia de todos los actores sociales que puedan aportar en la solución”, indicó el Rector Eduardo Hebel.

“Los rectores, quienes lideramos la labor de las casas de estudio de La Araucanía, nos hemos sentido en la responsabilidad de hacer un llamado amplio tanto a nuestras autoridades nacionales y locales, como a las autoridades políticas, ancestrales y espirituales del pueblo mapuche y a toda la sociedad civil, a buscar en conjunto las soluciones pacíficas que nuestro territorio necesita”, sostuvo el Rector Aliro Bórquez.

Para cumplir con estándares apropiados de un proceso de diálogo transparente, inclusivo e imparcial y con experiencia, los rectores sugieren la participación del Centro Nansen para la Paz y el Diálogo, entidad con sede en Noruega, facilitando una convocatoria independiente y neutral a los distintos actores de la zona, para así construir una hoja de ruta.

PROPUESTAS
El primer punto del documento, se centra en el reconocimiento de los pueblos originarios a nivel global. “A través de diferentes mecanismos como la OIT, UNESCO, entre otras, se ha consensuado que se deben respetar los derechos humanos de todos los pueblos, lo que implica asumir sus derechos económicos, políticos, sociales y culturales”.

“Las situaciones de conflicto que afectan la convivencia en los territorios de la Araucanía responden a problemas estructurales que necesitan respuestas políticas. Se requiere con urgencia un nuevo trato, con respeto mutuo tanto del Estado de Derecho como del estatuto consuetudinario de las naciones y pueblos. Se necesita respeto y reconocimiento hacia las autoridades ancestrales y territoriales”, aborda el texto en su segundo punto titulado “La Dolorosa Situación de La Araucanía”.

En el tercer punto del documento, se abordan diversas propuestas para encontrar los “caminos posibles para un nuevo pacto”. Ha llegado el momento de que Chile tenga las conversaciones necesarias con sus múltiples pueblos. Se requiere abrir los canales de participación para revertir la segregación política desde la institucionalidad. La participación de todas y todos es necesaria para prevenir situaciones de violencia”.

En este punto se hace alusión a la puesta en marcha de la Convención Constituyente como “una oportunidad para incorporar en la nueva Carta Magna contenidos como el reconocimiento constitucional y dar empuje a una sociedad multicultural”.

URGENCIA DE ESCUCHAR A LA ARAUCANÍA
En el cuarto punto del documento, los rectores afirman estar convencidos de que un proceso de diálogo puede ser transformador, y en un clima de respeto y humildad, se puedan expresar libremente las distintas posiciones, intereses y necesidades de las personas.

Las autoridades universitarias hacen un llamado a sumarse activamente al proceso, a las autoridades de los tres poderes: el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial, así como a los nuevos gobernadores regionales y los/as Convencionales Constituyentes.

El llamado se extiendo al pueblo Mapuche, a sus autoridades políticas, espirituales, territoriales, nacionales, a las y los constituyentes mapuche y de la zona. Así como también a la sociedad civil, a las organizaciones sociales y comunitarias, a los sectores empresariales, sindicales, gremiales, a las comunidades universitarias, estudiantiles y a la ciudadanía de Chile en su conjunto.


escrito porEscrito por: Sergio Valenzuela Sanzana
Dirección de Comunicaciones