Logo 2022 UFRO                                                                 admision 2024

medicion agua

Picarro se convierte en el acelerador y motor de las respuestas investigativas sobre la disponibilidad de agua y sus fuentes de origen.

“Si el río no va al laboratorio, el laboratorio va al río”, es la apuesta de un equipo de investigadores, liderados por el Dr. Marcelo Somos, académico de la Facultad de Ciencias Agropecuarias y Medioambiente de la Universidad de La Frontera e investigador del Laboratorio de Montaña y Recursos Hídricos, quién en una adjudicación reciente, logró adquirir un equipamiento que significará una mayor comprensión del recurso hídrico.

Parte de la investigación realizada en el Centro de Montaña y Recursos Hídricos UFRO y que se fortalece mediante este nuevo equipamiento, es la tarea de estrechar la brecha de conocimiento respecto de los procesos hidrológicos de generación de escorrentía (escurrimiento del agua lluvia por la red de drenaje hasta alcanzar la red fluvial) en las cordilleras de la Costa y de los Andes de Chile, esto debido a que al alcanzar una mayor y mejor comprensión respecto a cómo el agua se mueve a través de la capa de nieve y agua subterránea, se podría alcanzar una mejora en los supuestos y parametrizaciones de los modelos hidrológicos aplicados en nuestro país.

Comenta el Dr. Somos que “dentro de los desafíos que tenemos por el cambio climático y los impactos que va a tener en los sistemas de montaña y en particular en la generación de caudales superficiales o la recarga de acuíferos, es el entendimiento de las fuentes de agua que tenemos en los diferentes lugares. Entonces sabemos que los glaciares se están derritiendo, sabemos que la nieve está disminuyendo al igual que la precipitación, pero lo que no sabemos es cuál va a ser el impacto real que esto va a tener en los diferentes lugares a nivel de cuenca”.

En Chile Central, el 87% de las variaciones de caudales corresponden, o son explicados, por las variaciones de nieve, siendo la acumulación de ésta en invierno un proceso fundamental para la escorrentía superficial y la recarga de acuíferos. Durante la última década el cambio climático ha modificado la caída de precipitación líquida, la acumulación de nieve en las montañas y los patrones de deshielo glaciar, por lo tanto, la importancia relativa de las fuentes de escorrentía superficial y recarga de acuíferos puede ser altamente variable en tiempo y espacio.

En este contexto, indica el Dr. Somos en su proyecto que “el monitoreo de las salidas de agua en cuencas de montañas es fundamental para caracterizar las fuentes de escorrentía superficial (hielo, nieve, precipitación líquida, agua almacenada en el suelo) e identificar los procesos que afectan la disponibilidad de agua superficial”.

¿CÓMO LOGRARLO?

Es la respuesta obtiene la Universidad de La Frontera, gracias a la reciente adjudicación del XI Concurso de Equipamiento Científico y Tecnológico Mediano, Fondequip 2022, el que permitirá la adquisición de un equipo que permite la medición de isótopos, además de un equipo de muestreo continuo que nos permitirá desplegar este sistema en terreno, ambos de marca Picarro.

Explica el Dr. Somos, que “postulamos a la adquisición de esta plataforma de monitoreo para isótopos de agua que nos permitirá medir isótopos estables y con ello, poder tener una nueva dimensión que nos permita responder cómo se mueve el agua en el sistema. Hasta ahora hemos sido capaces de instalar estaciones meteorológicas, somos capaces de medir la salida del agua en diferentes cuencas de montaña, pero lo que nos faltaba era poder tener herramientas que nos permitan saber cómo se mueve esta agua dentro de los sistemas”.

Si bien existen un par de estos equipos en universidades nacionales, la versión que llegará a UFRO tiene la característica de poder desplegarse en terreno. “Podemos estudiar eventos, como tormentas, que son eventos de gran cantidad de agua que necesitan ser monitoreados a alta frecuencia en el cauce y es por esto el nombre de nuestro proyecto, “Si el río no va al laboratorio, el laboratorio va al río”. Si bien es cierto, el equipo puede estar dentro del laboratorio, el objetivo nuestro es poder desplegarlo hacia el terreno y hacer campañas de medición en un gradiente altitudinal y latitudinal que corresponde a la cuenca del Maipo hasta Villa O’Higgins, en el extremo norte de Campos de Hielo Sur, entonces la idea es que este equipo esté desplegado en terreno tomando datos cuando las condiciones climáticas lo permitan y el resto del año pueda estar en la Universidad haciendo análisis”.

De esta iniciativa, participan a nivel de consorcio la Universidad del Desarrollo y el Centro de Investigación en Ecosistemas de la Patagonia (CIEP), además de la Dirección General de Aguas de La Araucanía, centros privados de investigación e instituciones extranjeras como el National Center for atmospheric Research,Colorado, y la Universidad de Ohio, entre otras.

 

escrito porEscrito por: Andrea Poblete Pacheco
Dirección de Comunicaciones