Logo UFRO aniversario 40 anios                                                                 01 streaming estatutos

UFRO ciencia 2030 1

UFRO ciencia 2030 2

En ceremonia virtual y con la presencia de autoridades universitarias del Consorcio, la Subsecretaria de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, Dra. Carolina Torrealba, junto con un panel de científicos y emprendedores que conversaron sobre la vinculación ciencia, empresa y desafíos desde el territorio, se dio inicio a la segunda etapa del Proyecto Consorcio Sur-Subantártico, Ci2030.

En abril se inició la fase de implementación del Proyecto Consorcio Sur-Subantártico, Ci2030, que busca que las facultades e institutos de ciencias de las universidades de Talca, del Bío-Bío, Católica de la Santísima Concepción, de La Frontera, Austral de Chile y de Magallanes, generen una plataforma de transferencia, innovación y emprendimiento de base científica, acciones que permitirán a estas instituciones fortalecer aún más su contribución al desarrollo del país, especialmente entre las regiones del Maule y de Magallanes.

Este proyecto tuvo una primera etapa en 2019, donde se efectuó un diagnóstico mediante entrevistas a estudiantes de pregrado de carreras de ciencia, doctorantes y docentes, proceso que se replicó en cada una de las universidades participantes.

“Con ese diagnóstico, visitamos seis universidades internacionales, en donde estudiamos las mejores prácticas con que ellos solucionan el tipo de problemáticas que nosotros identificamos, y propusimos este proyecto, el cual resultó adjudicado en diciembre de 2020”, señaló Carlos Isaacs, director ejecutivo del Proyecto en la UFRO.

Con seis años de duración y dividido en dos etapas de tres años, esta iniciativa es un equivalente al Proyecto Ingeniería 2030, pero en el área de las ciencias, que busca conectar la ciencia con la innovación; así como también, el mercado y la industria, con los problemas sociales y el tipo de desarrollo que la región requiere. “Buscamos desarrollar ciencia para solucionar los problemas que nos rodean, pero siempre pensando que la ciencia es global. Preparamos a nuestros estudiantes de pre y postgrado de forma distinta al modelo tradicional, de forma que hagan suyas esta ciencia global y la conecten con su entorno”, indicó su director ejecutivo.

“En esta segunda etapa que se ha iniciado del proyecto, estamos muy expectantes de lo que podamos realizar en los próximos tres años. Sabemos que tenemos un compromiso con el acercamiento y transferencia de la ciencia al medio. Para ello, vamos a implementar una serie de actividades, con objetivos de fondo, que tienen que ver con temas de innovación y emprendimiento de base científica-tecnológica de nuestros estudiantes de pre y postgrado de las distintas facultades que integran este Consorcio, una de ellas, la nuestra”, señala el Dr. Rodrigo Navia, decano de la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la Universidad de La Frontera (UFRO).

Por su parte, el decano de la Facultad de Ciencias Agropecuarias y Forestales de esta misma casa de estudios, Dr. Adison Altamirano, señala “desde la perspectiva institucional, este proyecto reviste una gran importancia, pues se abordarán problemáticas y desafíos globales como son el cambio climático, biodiversidad, seguridad alimentaria, entre otros. Estos problemas también hoy están presentes en nuestro país y, en particular, en el centro-sur de Chile. Es decir, estamos en un entorno privilegiado para poder hacerlo”.

¿CÓMO SE DESARROLLARÁN ESTAS COMPETENCIAS?
Se trabajará en la formación de docentes en las áreas de investigación, desarrollo, innovación y empresas de base científica (I+D+i+ebct). En estas competencias, se espera formar un mínimo de 25 docentes de la UFRO, pertenecientes a las facultades de Ingeniería y Ciencias, y de Ciencias Agropecuarias y Forestales, asociados a las carreras de Bioquímica, Biotecnología, Ingeniería en Recursos Naturales y Agronomía, además de los programas de doctorado y magíster de ambas facultades.

Lo anterior, profundizará en didácticas y metodologías de aprendizajes activas, centradas en los/as alumnos/as, con el objetivo de formarles en dos líneas principales: la capacidad para innovar y para conectar las problemáticas del entorno con las posibilidades que entrega la ciencia.

Se diseñará un magíster que logre conectar la ciencia con la industria, que permita conocer tanto elementos vinculados a la investigación como a la innovación y la transferencia de tecnología, y a la posibilidad de crear empresas innovadoras. “Hoy, tenemos una cantidad importante de doctores/as que no podrán trabajar necesariamente en la academia, y necesitan adquirir competencias adicionales que les permitan entrar fácilmente a conversar y proponer propuestas de valor a la industria, y el programa de postgrado debe hacerse cargo de eso”, sostuvo.

“Sentimos que tenemos mucho que aprender, pero también tenemos un camino recorrido que puede ser de utilidad para las otras universidades, sobre todo aquello que tiene que ver con innovación y transferencia tecnológica. En los últimos 15 años, la UFRO ha montado plataformas que le permiten estar en posiciones de liderazgo nacional y, ahora, el gran desafío es modernizar las prácticas pedagógicas que permitan la innovación al interior del aula. Es ahí donde queremos hacer los mayores esfuerzos en el marco de este proyecto”, agrega el director ejecutivo UFRO.

En el desarrollo de este proyecto, se generarán trabajos de título que estén vinculados con problemas concretos de la industria; estudiantes que en el marco de sus actividades docentes resolverán problemáticas contingentes y atingentes a lo que está sucediendo en el entorno. Ellos trabajarán activamente y participarán de su proceso formativo, con un docente que ahora deberá cumplir un rol de facilitador y retroalimentador, capaz de efectuar un seguimiento a los progresos del estudiante.

 


escrito porEscrito por: Carmen Hernández Cifuentes
Dirección de Comunicaciones
Daphne Bormann Parada
Facultad de Ingeniería y Ciencias