Logo 2022 UFRO                                                                 admision 2024 b

Patricio Ramirez Ufro

 

 

 

El IPC de octubre registró una variación mensual de 0,4%; acumulando un 3,7% en el año y un 5,0% en 12 meses. La inflación anual sigue desacelerando y parece haber dejado ya en el olvido el dato de 14,1% anotado en agosto de 2022 cuando el alza de los precios llegó a su peak desde la pandemia del Covid-19. Pareciera ser cosa del pasado la inflación de 2 dígitos que nos acompañó por un año entre abril de 2022 y marzo de 2023. Hoy, la inflación se encuentra en pleno proceso de moderación, y signo de ello es la política monetaria expansiva iniciada hace meses por el banco central de Chile, cuando a fines de julio se recortó en 100 puntos básicos (pb.) la tasa de política monetaria (TPM) para dejarla en 10,25%; luego a principios de septiembre se vuelve a recortar en 75 pb. La TPM dejándola en 9,50%; para nuevamente a finales de octubre aplicar una nueva reducción en la TPM esta vez de 50 pb. para ubicarla en el actual 9,0%.

Sin embargo, el invitado de piedra en este proceso de desinflación han sido los alimentos, que en los últimos años han marcado típicamente incrementos por sobre el IPC general. De los 46 meses entre enero de 2020 y octubre 2023, en apenas solo 5 meses la inflación anual (IPC general) ha sido superior a la inflación de los alimentos (IPC de la división de alimentos y bebidas no alcohólicas). Si vemos los datos mensuales, el panorama no cambia mucho ya que en solo 14 de los 46 meses la variación mensual del IPC general superó la variación mensual del IPC de los alimentos. Es decir, en estos 3 años y 10 meses la inflación de los alimentos ha sido persistentemente mayor a la inflación general. En diciembre 2022 por ejemplo, la variación a 12 meses del IPC general fue de 12,8% mientras que la división de alimentos marcaba un alza de 24,7% en 12 meses, esto es, que la inflación de los alimentos prácticamente duplicó la inflación general, marcando en dicho mes el peak de distancia entre ambos indicadores. Afortunadamente la diferencia entre el IPC de alimentos y el IPC general se ha venido reduciendo en los últimos meses, así para octubre de 2023 los alimentos anotaron un alza anual de 8,0% mientras que el IPC general aumentó en 5% a 12 meses, marcando una diferencia de 3,0 puntos porcentuales (pp.) a favor de los alimentos.

¿Por qué es relevante analizar el comportamiento del precio de los alimentos en el IPC? … la división de alimentos es la de mayor peso relativo en la canasta del IPC con un 19,3% de ponderación total (según año base 2018 del actual IPC). Esto significa, que en promedio un hogar destina un 19,3% de su presupuesto a bienes de alimentos, es decir, los alimentos constituyen un rubro donde las familias chilenas gastan una fracción importante de sus ingresos, por tanto, cualquier variación de precios en esta división incide o afecta de manera más importante en el presupuesto familiar en comparación a un alza de otras divisiones con menor peso relativo. Además, hay que considerar que los hogares de menores ingresos destinan proporcionalmente un mayor porcentaje de sus ingresos a bienes de alimentos que una familia de mayores ingresos, por lo que alzas en alimentos golpean de manera más fuerte a hogares de mayor vulnerabilidad económica.

Para el mes de octubre de 2023, la inflación mensual de 0,4% se explicó en un 44% por el alza experimentada en los precios de alimentos. En tanto que la inflación anual a octubre de 2023 (5,0%) se explicó en un 35% por el alza de la división de alimentos, esto revela la fuerte incidencia que siguen teniendo los alimentos en las cifras generales del IPC.

En el ranking de los 10 productos que registraron las mayores alzas de precios en 12 meses a octubre 2023, 8 son alimentos: papa (alza de 111,6%); huevos (+38,2%); pimentón (+30,7%); leche en polvo (+25,8%); cereal (+24,8%); mermelada (+24,8%); limón (+24,2%); y salsas (+24,0%). Entre los 10 productos con mayor alza mensual para octubre 2023, 5 son alimentos: pimentón (+17,9%); plátano (+14,5%); manzana (+10,2%); lechuga (+8,2%); y manjar y dulces untables (+6,9%). La división de alimentos y bebidas no alcohólicas está compuesta por 76 productos. Durante octubre, 49 de ellos (64%) registraron alzas.

Esto refleja que a pesar del proceso desinflacionario que estamos atravesando (¡bienvenido sea por cierto!), los alimentos siguen registrando alzas importantes que afectan a los hogares chilenos (por la alta ponderación en el gasto familiar) y no permiten que la moderación de la inflación sea más rápida, convirtiéndose así en un verdadero dolor de cabeza para el IPC. Los alimentos han condicionado, retrasado y alargado en buena parte la moderación de la inflación. Al parecer contener la inflación a los objetivos de la autoridad monetaria dependerá en buena medida de la dinámica de precios de los alimentos. La buena noticia es que la brecha que separa al IPC general y al IPC de alimentos se ha venido acortando.

 

escrito porEscrito por: Patricio Ramírez Ramírez
Coordinador Observatorio Económico Social