Logo 2022 UFRO                                                                 sello 43 anios para header

escuela salud publica

En esta oportunidad se contó con profesores de las universidades de Stanford y Granada, además de FLACSO de Buenos Aires, pero además con estudiantes de Brasil que realizan sus doctorados.

Cerca de 150 personas se reunieron en torno a la nueva versión de XI Escuela Internacional de Salud Pública y Epidemiología, tradicional evento de verano que es organizado por el Departamento de Salud Pública y el Centro de Excelencia CIGES de la Facultad de Medicina de la Universidad de La Frontera.

“Hemos querido dar énfasis a lo internacional con la presencia de cuatro profesores de otros países, lo que se reitera en cada versión de esta escuela tradicional, que en sus 11 años ha enfatizado en el trabajo y la formación en salud pública, más aún tras la pandemia que vivimos”, explicó la directora de la Escuela, doctora Teresa Balboa.

En esta oportunidad se contó con profesores de las universidades de Stanford y Granada, además de FLACSO de Buenos Aires, pero además con estudiantes de Brasil que realizan sus doctorados. Los cursos sobre Epidemiología de Campo, Modelamiento estadístico, Salud desde una perspectiva no centrada en el peso, Metodologías de Investigación, Análisis Estadístico para estudios de Investigación, Salud Intercultural, Determinantes comerciales en salud, y otros temas enfocados en áreas prioritarias de la salud pública, tuvieron gran impacto en los asistentes.

En ese sentido, el director del Departamento de Salud Pública, Dr. Gerardo Espinoza dijo que “la escuela se caracteriza porque los cursos son gratuitos, tanto para nuestros estudiantes de pre y postgrado, ya sean de magíster y doctorados con una contribución importante en la formación, pero además tenemos un impacto en aquellos clínicos que están en los consultorios y Cesfam de las comunas de nuestra región, es decir, nuestros docentes de práctica también tienen beneficios para asistir y estar en la escuela, lo que es una forma de retribuir con esta formación continua”.

“Hablamos de la importancia en la toma de decisiones, tanto para los medicamentos como de un director de hospital o de Cesfam, y también en la generación de nueva evidencia científica con los cursos de metodología y análisis estadístico, más la novedad de este año que fue el análisis de los determinantes comerciales de la salud con un profesor argentino de FLACSO”, agregó Espinoza.

DETERMINANTES COMERCIALES

El pediatra, salubrista y académico de FLACSO, Buenos Aires, Dr. Raúl Mercer fue quien realizó el innovador curso sobre Determinantes Comerciales de la Salud, materia inédita en la historia de la Escuela. “A lo largo de mi trayectoria profesional, uno valora ciertas acciones que trascienden la esfera clínica y trata de ampliar el mundo de acción, además de entender la realidad que es muy compleja. Cuando hablamos de salud, hablamos de un valor que trasciende la actividad médica e involucra todos los sectores de la sociedad”, explicó el médico argentino.

“Los determinantes sociales son las causas de las causas, o las raíces de los problemas que nos afectan. En este contexto, los determinantes comerciales aparecen como una nueva dimensión antes no contemplada y que apunta al rol que tienen las empresas, corporaciones y sector privado en inducir prácticas de mercadeo o consumo de productos que pueden ser potencialmente nocivos para la salud”, agregó Mercer.

La principal preocupación de los investigadores de estas materias apunta a la niñez. “Sabemos que son un target de las acciones de mercadeo de las empresas y como pediatra se toma conciencia del grado de indefensión en el cual se encuentran chicas y chicos del mundo ante el embate de las empresas. Esto no es un tema menor, ya que en los primeros años de la vida es cuando se conforman aspectos de la personalidad, pensamiento materialista, temperamento, y frente a este desafío que nos genera la sociedad, el sector de profesionales y familias tenemos un rol importante en repensar esta situación, y lo central es donde usted vive, no es Santiago ni el hemisferio norte”, explicó el académico.

Esta visión desde un prisma diferente de la salud tuvo repercusiones en sus estudiantes y abrió la posibilidad para seguir en la indagación de esta materia que tiene como ejes fundamentales el hecho de que los determinantes comerciales involucran a muchos sectores y muchos productos, que el sector de las corporaciones conoce la ciencia y tienen el conocimiento para abordar a las poblaciones y cumplir con el rol para el cual fueron creadas que es tener ganancias financieras. “Nuestro cuestionamiento no es que las empresas ganen dinero, pero sí al sentido ético de sus prácticas en la medida que no trasgredan los límites y esos son los derechos de la niñez, y la salud de las personas. Las empresas son muy astutas para desarrollar nuevas prácticas para incidir de una u otra manera en la población en general, incluso, frente a la existencia de políticas o marcos regulatorios, donde ya saben cómo sortearlos y crear un atajo (hecha la ley, hecha la trampa) y debemos estar avisados y avezados para detectar estos problemas”, finalizó el doctor Mercer.

 

escrito porEscrito por: Fabian Aguirre Silva
Facultad de Medicina