Logo 2022 UFRO                                                                 admision 2024 b

instituto indigena

instituto estudios indigenas

El proyecto busca contribuir al desarrollo agrícola desde una perspectiva intercultural para un pleno desarrollo productivo con enfoque de derechos.

El Instituto de Estudios Indígenas e Interculturales de la Universidad de La Frontera y Conadi Cañete, presentaron en la localidad de Tirúa los resultados y conclusiones parciales del proyecto “Ordenamiento productivo del Kellgko, Juan Lincopan, Pedro Catricura y Kralhue”, programa que permitirá entregar a la comunidad conocimientos que unen aspectos culturales y económico-productivos aplicables en sus tierras.

Las primeras indagaciones del proyecto permitieron obtener la identificación de problemáticas de nutrición de las tierras y sus propiedades químicas y biológicas, información que dio respuestas respecto a poder utilizar de forma eficiente sus tierras recuperadas las que se vieron gravemente afectadas por el monocultivo.

Los profesionales agrónomos Cristian Merino, Daniela Padilla y el antropólogo Víctor Caniuñir conforman el equipo IEII UFRO a cargo del proyecto, en conjunto con la encargada regional de la unidad de desarrollo indígena de la Dirección de Conadi Cañete, Alejandra Cornejo.

“La propuesta de Ordenamiento Territorial Sustentable, no sólo busca la innovación según los análisis de suelo, sino que incluye una estrecha relación con los modos de producción locales, a través de la valoración de los conocimientos y formas económicas propias del pueblo mapuche”, explica el antropólogo IEII UFRO, Víctor Caniuñir, quien indica que “a través del relevamiento de la memoria oral es que se busca tener un marco que sirva de referencia para las recomendaciones finales que contendrán no sólo las directrices de análisis químicos del suelo, sino también que sean pertinentes en torno a las formas de producción desarrolladas históricamente en el territorio, como por ejemplo, en los procesos de reforma agraria, para, de este modo, buscar un ordenamiento productivo que tome en cuenta los aspectos socioculturales del pueblo mapuche y también la innovación”.

La actividad de devolución de resultados al territorio se realizó en la sede comunitaria de Kralhue y en la comunidad Juan Lincopan, instancia donde se entregaron algunas recomendaciones parciales para enfrentar estas condiciones.

Al respecto la secretaria de la comunidad Kellgko, Jovina Antilao, manifestó que “gracias a esta información ahora tenemos una idea de cómo recuperar micronutrientes. Antes pensábamos que teníamos que invertir mucho dinero, pero ahora nos damos cuenta que con una siembra de avena y el tipo de abono es posible recuperarlo. Ya no estamos a ciegas”.

ORDENAMIENTO TERRITORIAL SUSTENTABLE

Esta iniciativa nace producto del diálogo entre la comunidades mapuche de Tirúa con Conadi Cañete, donde se determinan las necesidades que afectan al territorio, donde el trabajo a realizar debe contemplar un enfoque cultural lafkenche que haga sentido con la historia del territorio, variables que lo convierten en el primer proyecto de estas características a nivel nacional. “Decidimos que no queríamos reforestar, queríamos que fuera un terreno agrícola e indígena”, afirmó la representante de Kellgko, Jovina Antilao.

El director de la Dirección Regional Cañete de Conadi, Iván Carilao, manifestó lo sus expectativas respecto a los resultados finales del proyecto. “Esperamos que sea un trabajo mancomunado entre todos los actores del territorio a fin de lograr la soberanía alimentaria, empoderando a las comunidades en lo que decidan trabajar y a los líderes del territorio, como un desafío permanente en el territorio. Es un trabajo que invita a nuevas generaciones a innovar e incorporarse en las labores agrícolas”, señaló el director.


 

escrito porEscrito por: Instituto de Estudios Indígenas e Interculturales