Logo Acreditación Logo Acreditación versión responsiva

diario financiero

"Ni en cantidad, ni pertinencia, muchas veces tampoco en calidad", dijo Alfredo Moreno, presidente de la CPC.

Vincular la educación que entregan los Centros de Formación Técnica (CFT) con la demanda de competencias profesionales de los sectores productivos, involucrar a los sistemas de acreditación en este proceso y la estandarización de perfiles son para el presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Alfredo Moreno, las claves para revertir la brecha existente.

El ejecutivo califica el informe como un primer paso para avanzar en la formación de profesionales del futuro. Esto, advierte, articulando toda la educación técnica, la superior y la enseñanza media.

¿La demanda profesional de las industrias y la formación técnica está alineada?

El estudio muestra que no hay una articulación entre los sectores productivos y los CFT, tanto de enseñanza media como superior. La formación de jóvenes no es la que requiere el mercado del trabajo, ni en cantidad, ni pertinencia, muchas veces tampoco en calidad. En experiencias internacionales esto ocurre a la inversa, los sectores
productivos determinan qué competencias y tipo de profesionales se necesitan, luego, los CFT van creando su oferta.

¿Cuál debería ser la estrategia para superar esta brecha?

Es una tarea que en la CPC nos hemos auto impuesto. Este libro es un paso, el próximo es crear un consejo de competencias en un sector transversal, que integre varias actividades económicas. En él se podrá determinar cuáles son las competencias requeridas y participarán los sectores productivos, y los CFT. También es importante que estén los trabajadores y sistemas de acreditación, porque generan la real articulación, siendo un incentivo para la formación técnica en Chile.

¿Qué tan dispuestos están los CFT de participar en estas instancias y generar cambios?


En el lanzamiento del informe participó el director de Inacap y trabajamos con Duoc UC y tienen la mejor disposición. Para ellos, esto es un insumo extraordinario de poder alinear las necesidades de las industrias con sus alumnos, para que reciban una formación más pertinente y permita un mejor desarrollo profesional.
La CPC tiene iniciativas aisladas, ¿cómo planean articularlas?

Muchas han surgido de manera natural. Lo que se refleja en el informe es resultado del mismo trabajo fragmentado desde la industria y muestra que la articulación con los CFT es baja. Hoy lanzamos un primer piloto que se realizará con financiamiento de JP Morgan, y se enfocará en el área de mantenimiento, que es transversal a varias industrias. El objetivo es definir capacidades, competencias y currículo que una persona requiere para trabajar en el área. Se trabajará con distintos sectores productivos y CFT, y la idea es que esa experiencia sirva para replicarla en otras áreas.

Algunas industrias ya han trabajado en la creación de perfiles ¿qué pasa con la estandarización?

Existe un avance importante en competencias para minería, que incluye a sus proveedores y otros sectores, como la construcción. Es algo que también se ha trabajado con los CFT, teniendo buen desempeño e impacto. Ha sido una tarea de cerca de seis años, una experiencia que podemos aprovechar. En este caso la estandarización está promovida por la movilidad laboral, ya que las competencias de un profesional no sólo sirven a una industria.

¿Qué cambios pueden incorporar los CFT?


Hay tres puntos para avanzar: la pertinencia, que se enseñe lo que se necesita; calidad, eso se relaciona con sistemas de acreditación que muchas veces responden más a lo académico y no a la labor profesional; y la articulación, las carreras técnicas comienzan en los liceos, y los estudiantes terminan repitiendo las mismas materias en los CFT, en vez de abordar otros contenidos.

El documento propone una secretaría técnica en la CPC, ¿cómo planean llevar adelante el trabajo sectorial?

Hay que determinar consejos que agrupen a distintos sectores, porque tienen actividades productivas similares y requieren a técnicos similares. Ese consejo analiza qué profesionales se necesitan, qué tecnologías y conocimientos deben tener, y qué competencias tienen que desarrollar. Esas últimas se darán a conocer a los CFT para que puedan adecuar sus carreras. Si en esto también se involucran a los sistemas de acreditación, los alumnos podrán saber si una institución está cumpliendo con los estándares de competencias que está entregando desde el punto de vista de quienes los van a contratar después.

 Ver publicación completa Diario Financero aquí

escrito porFuente: Diario Financiero