foto historia

 

“Forjaremos aquí en esta tierra como hermosa mujer para amar, entre el trigo, la ciencia y el arte La Frontera su Universidad”, así comienza el himno de nuestra Casa de Estudios y en la esencia de sus palabras se encuentra el espíritu que en 1981 le dio vida, el mismo que en estos 35 años la ha impulsado a crecer, cultivando el conocimiento, liderazgo, emprendimiento y visión de futuro.

Ubicada en el corazón de la Región de La Araucanía, la Universidad de La Frontera nace y crece con el esfuerzo y compromiso de su comunidad universitaria. Su historia comienza a escribirse en 1981 cuando un decreto de Gobierno fusiona las sedes regionales de las instituciones de educación superior capitalinas, formando las universidades regionales derivadas.

Así, el 10 de marzo de ese año, y tras la fusión de las sedes en Temuco de la Universidad de Chile y la Universidad Técnica del Estado, la Universidad de La Frontera nace como institución autónoma, con la misión de contribuir al desarrollo de su entorno mediante la generación y transmisión de conocimiento, la formación de profesionales y postgraduados, el cultivo de las artes y de la cultura, manteniendo su compromiso con la calidad y la innovación, con el respeto por las personas, la naturaleza y la diversidad cultural, con la construcción de una sociedad más justa y democrática.

UFRO es heredera de esa rica tradición académica de universidades que dejaron un fuerte legado, grandes campus universitarios y una planta académica que por esos años comenzaba a familiarizarse, por un lado, con la investigación y, por otro, con la formación profesional. Por aquel entonces, sus gestores debieron ajustarse a nuevas estructuras como la generación de Facultades y crear al menos una carrera tradicional en cada una, generar los organismos internos, estatutos, autoridades, cuerpo académico, además de comenzar a gestionar recursos económicos.

La historia de la Universidad da cuenta de cuatro Rectores; el primero de ellos fue el coronel Juan Barrientos Vidaurre (1981-1985), una autoridad designada, quien tuvo la misión de impulsar la Institución. Le siguió en el cargo, también en calidad de designado, Iván Dobud Urqueta (1985-1987), el Dr. Heinrich von Baer von Lochow (1987-2002) designado y posteriormente electo tres veces. En 2002, el profesor Sergio Bravo Escobar fue elegido por sus pares como Rector, siendo reelecto en tres ocasiones más, encabezando esta Casa de Estudios hasta la fecha.

CONSOLIDACIÓN


En su primer año de vida autónoma, la UFRO tuvo 4.773 alumnos y 20 carreras en cuatro Facultades. Treinta y cinco años después son más de 8 mil estudiantes, seis Facultades, 45 carreras de pregrado y más de 70 programas de postgrado (Doctorados, Magíster y Especialidades), liderando la oferta académica en la Región de La Araucanía.

Reconocida como una institución dinámica y atenta a los cambios del contexto nacional e internacional, la Universidad de La Frontera ha asumido con seguridad los nuevos paradigmas de la educación, innovando sus mallas curriculares para una formación profesional de calidad, potenciando la investigación científica y el postgrado, aumentando y diversificando sus actividades académicas, generando arte y cultura, avanzando a paso firme en gestión institucional y vinculándose con el medio para formar redes que aporten al desarrollo país.

Entre muchos e importantes logros alcanzados por la Universidad, destaca en 2005 la primera acreditación institucional en las áreas de Docencia, Investigación y Gestión (UFRO fue la primera universidad en acreditarse en La Araucanía); además de los procesos de autoevaluación y acreditación de programas de pregrado y postgrado.

Su continuo compromiso por la calidad y el desafío de velar por otorgar garantía pública de sus procesos, llevó a la Universidad en 2008 (y hasta 2013) a convertirse en la primera casa de estudios estatal derivada del sur de Chile en acreditarse por la Comisión Nacional de Acreditación (CNA) en todas sus áreas: Docencia Conducente a Título, Docencia de Postgrado, Investigación, Gestión Institucional y Vinculación con el Medio. Este reconocimiento fue otorgado nuevamente en 2013 y hasta 2018, por cinco años y en todas las áreas.

Indicadores objetivos asociados a productividad y calidad determinan la excelencia de una institución de educación superior en Chile, escenario en que la Universidad de La Frontera ha destacado en estos 35 años como institución de educación superior pública y estatal, donde el crecimiento de la Universidad ha sido forjado en la calidad y en la excelencia, sellos que han sido clave en su tradición y en el prestigio del que goza en la actualidad.