Logo Acreditación Logo Acreditación versión responsiva

Rector Sergio Bravo

Rector Sergio Bravo

Invitado por la Asociacion Colombiana de Universidades (ASCUN), el Rector Sergio Bravo fue uno de los conferencistas de encuentro realizado en la U. del Norte de Barranquilla sobre "Principales desafíos de la educación superior".

El papel que cumple el docente al interior del aula, el tipo de formación que necesitan los estudiantes de las nuevas generaciones, los cambios tecnológicos y políticos; son algunos de los retos a los que constantemente se ven enfrentadas las universidades en el país.

Una reflexión en torno al tema, se llevó a cabo durante el primer día del CXXXIX Consejo Nacional de Rectores, organizado por la Asociación Colombiana de Universidades (ASCUN), a través de la conferencia “Principales desafíos de la educación superior”. El evento contó con las intervenciones de Yaneth Giha, directora de Colciencias, y Sergio Bravo, rector de la Universidad de La Frontera en Chile; Juan Luis Mejía, rector de la Universidad EAFIT, participó como moderador.

Giha habló de la interacción de las universidades con Colciencias; así como del estado actual de las regalías en el país y cómo estos recursos están siendo invertidos para proyectos de ciencia y tecnología.

“Tenemos un nuevo sistema en el que hoy en día el 20% de las regalías van para departamentos productores y el 80% para los fondos del sistema general de regalías, de los cuales el 10% se invierte en temas de ciencia, tecnología e innovación”, dijo Giha.

Actualmente, los departamentos que tienen la mayor aprobación de proyectos ante Colciencias, son Antioquia, Cauca, Nariño, Cundinamarca y Huila, y estos comparten rasgos similares, ya que sus gobernaciones le han apostado a trabajar de la mano con las universidades.

Señaló que hoy Colciencias cuenta con cerca de 1,5 billones de pesos en recursos, pero la movilización de estos no se ha podido dar este año, pues no se han presentado proyectos que busquen el desarrollo de las regiones desde la ciencia, tecnología e innovación; por lo que insistió en que los territorios deben tener mayor apropiación de estas, así como personas interesadas en generar investigaciones y una mejor estructuración de los proyectos, lo cual podría darse con el apoyo de las instituciones de educación superior.

Por su parte, Bravo realizó una reflexión sobre el panorama de la educación superior en Chile, país que se encuentra en el proceso de cambiar un modelo educativo que fue instalado en 1981, bajo las condiciones de excepción que creó la dictadura. “Este es un modelo que después de 35 años tiene problemas de regulación, equidad, inclusión, accesibilidad y financiamiento, entre otras”, afirmó el conferencista.

Explicó que además de estas razones, el modelo entró en dificultades por la falta de regulación en los precios y en la oferta de programas de sus universidades. “A partir de esto los estudiantes piden educación gratuita y de calidad, entendiendo que este es un tema que está en crisis”, apuntó.

También se refirió al proyecto de ley de reforma a la educación impulsado desde el gobierno chileno, con el que se pretende, entre otros temas, crear un marco de financiamiento para ofrecer gratuidad universal en el acceso a la educación, así como mejoras en el sistema de admisión a la misma. Sin embargo, Bravo considera que el corazón central de dicha reforma, debería ser el rediseño de los currículos en las universidades, ajustando los perfiles profesionales con las exigencias y necesidades de la actualidad.

“Todos sabemos que nuestros perfiles profesionales para el siglo 21 están pasados de moda, y si no somos capaces de adecuarnos a eso de una forma distinta no tiene ningún sentido gastar recursos en algo que no va a servir para que nuestros pueblos se desarrollen”, aseguró.