Logo Acreditación Logo Acreditación versión responsiva

ganadores robotica

profesores robótica2

Tras concluir un profundo aprendizaje y ocho sesiones de trabajo en aula, los estudiantes de siete establecimientos educacionales de la región, que participaron en el Curso Tecnológico de Robótica Educativa, organizado por el PACE de la Universidad de La Frontera y el Círculo de Robótica Educativa de La Araucanía, CREA-UFRO, se desafiaron en un torneo que puso a prueba sus habilidades y conocimiento adquirido.

Con altas expectativas y una cuota de nerviosismo llegaron al Gimnasio Olímpico de la UFRO los estudiantes de tercero y cuarto medio que participaron en el Curso Tecnológico de Robótica Educativa, iniciativa que se materializó este año tras una serie de visitas tecnológicas de la agrupación CREA-UFRO a los 13 establecimientos educacionales adheridos al Programa de Acompañamiento y Acceso Efectivo a la Educación Superior, PACE.

“En una primera instancia quisimos presentarles la temática que desarrolla el Círculo de Robótica Educativa de la Facultad de Ingeniería y Ciencias”, indicó la coordinadora ejecutiva del PACE-UFRO, Helga Gudenschawer, pensando en que sería una oportunidad de aprendizaje idónea en la contribución de perfiles académicos más acordes al contexto universitario y por otro lado, una experiencia transformadora concreta desde el desarrollo del trabajo en equipo, liderazgo y pensamiento lógico.

El éxito de las visitas y el propio interés de los estudiantes llamó a conformar el Curso Tecnológico de Robótica Educativa, apoyado por la rectoría de esta casa de estudios y PAR Explora Araucanía, que finalmente reunió a siete establecimientos educacionales de la zona y sumó en el proyecto a los profesores de los establecimientos educacionales, Carlos Schalchli de Lonquimay, Los Andes de Melipeuco, María Aurora Guiñez de Purén, Técnico Profesional de Hualpín, Isabel Poblete de Perquenco, Complejo Educacional de Padre Las Casas y Politécnico Andrés Bello de Loncoche.

GANADORES

Con una inmensa cuota de alegría y ganas de continuar en esta ciencia que ha entrado con fuerza en el escenario escolar a nivel nacional, los estudiantesdel Liceo Politécnico Andrés Bello de Loncoche obtuvieron el primer lugar, luego de una reñida competencia que se prolongó por más de cuatro horas y dejó en el segundo lugar al Liceo Carlos Schalchli de Lonquimay y en tercera ubicación, a Los Andes de Melipeuco.

“Nunca imaginé que nos iría tan bien. Sólo habíamos pensado en participar y aprender y ahora nos vamos felices con la copa en nuestras manos”, señaló el estudiante David Raihuanque. Para el equipo de Loncoche el resultado es un premio al esfuerzo y la constancia, pero también a la dedicación de su profesor jefe, Rodrigo Rojas, quien les fue motivando y acompañando en el transcurso del curso.

El docente argumentóque “cuando los estudiantes manifestaron el interés por participar,sentí que había que apoyarles por el tipo de aprendizaje que les significaría, y ahora, me siento más que agradecido porque en estas ocho sesiones han aprendido a programar, a trabajar con sensores y circuitos y se han familiarizado con el lenguaje Arduino”, afirmó.

MUJERES EN ROBÓTICA

Abriéndose paso en el área de la robótica, las estudiantes también decidieron sumarse y a diferencia de lo que ocurre en otras ocasiones, el Curso Tecnológico de Robótica Educativa contó con una participación equilibrada entre hombres y mujeres.

“Obviamente, esto nos deja un sentimiento positivo porque no sólo a nivel de estudiantes sino también de profesores tuvimos una gran participación femenina. En mi caso soy además, la directora de carrera de Ingeniería Civil Electrónica (UFRO) y es una muestra de que las mujeres podemos aportar mucho en esta área”, manifestó Patricia Muñoz, directora del Círculo de Robótica Educativa de La Araucanía, CREA-UFRO.

Con un trabajo a la par, las estudiantes demostraron sus habilidades durante la competencia y en el trascurso del curso, tal como señala Jenny Lagos del Carlos Schalchli de Lonquimay, lograron avanzar más de lo esperado. “Fue totalmente nuevo para mí lo que fuimos aprendiendo. Al principio fue un poco extraño, pero luego comencé a sintonizarme igual y este curso marcó un precedente como idea de lo que quisiera estudiar más adelante, ya que me encanta la ingeniería y es algo que constaté aprendiendo de robótica”, puntualizó la estudiante.