logo ufroUNIVERSIDAD DE LA FRONTERA sellos

jorge petit 360x240

Las personas al centro, inclusión, cambio y un futuro Smart Campus serán las claves con las cuales proyecta su gestión el vicerrector Jorge Petit-Breuilh.

Ingeniero Civil Industrial de profesión, formado en la Universidad de La Frontera y con una trayectoria de seis años como director del Instituto de Desarrollo Local y Regional (IDER), entre otras experiencias, Jorge Petit-Breuilh asumió como vicerrector de Administración y Finanzas de su alma mater.

Su conocimiento del medio regional y nacional desde distintos ámbitos, a cargo de proyectos que dieron un impulso vital al IDER, son las claves que lo que impulsaron a aceptar el desafío de dirigir una unidad transversal al quehacer de la Universidad. Porque no solo se trata de administrar bien los recursos, sino de hacer funcionar un engranaje que tiene como motor a las personas que hacen posible que la UFRO sea la institución líder en La Araucanía.

Las personas al centro, inclusión, cambio y un futuro Smart Campus serán las claves con las cuales proyecta su gestión.

¿Cómo asume el desafío de liderar un área tan crucial para el funcionamiento de la Universidad?
En primer lugar, quiero decir que este trabajo es transversal, es un desafío enorme porque incluye todo el quehacer de esta casa de estudios. Somos proyección y comunidad, y en ese sentido, lo tomo con alegría y con mucha vocación.

Me motivan las declaraciones que hicimos en el plan de gobierno del Rector Hebel: primero que todo, las personas al centro, porque si nos perdemos de esto, no podremos plasmar el sentido del trabajo y perderíamos aquellos que nos convoca.

Por otro lado, esta Universidad está avanzado en un modelo de complejidad en diversos procesos, especialmente los de internacionalización, inclusión, era digital y equidad. Y esto no sólo pasa por más recursos económicos, sino que se requieren cambios estructurales en la cultura organizacional. No se trata solo de administrar, sino de dar espacios para la creatividad, sumar capacidades, talentos y nuevos equipos de trabajo a todo nivel. Y en ese contexto, esta Vicerrectoría es una plataforma que alberga a todos los funcionarios que hacen que esta institución funcione.

El Rector Hebel ha señalado que debemos hacernos cargo de la era digital, que ya está aquí y que debemos enfrentarla con altura de miras, y no quedarnos atrás. ¿Cómo busca integrar este quehacer en lo cotidiano de la Universidad?
Hay todo un tema tecnológico que tiene que ver, por un lado, con una universidad que está en la punta de generación de conocimiento, y por otro, estamos al debe con incorporar nuevas tecnologías y cambios culturales para disminuir la brecha digital. Estamos acostumbrados a usar mucho el papel, mucho procedimiento que podemos agilizar utilizando más tecnología y redes. Hablamos de un gran proyecto de Smart City con el municipio, pero ¿porque no podemos tener un proyecto de Smart Campus? Hay avances, estamos mejorando sistemas de soporte y manejo de información, pero tenemos que hacer una estrategia mucho más articulada para poder llegar a todos los espacios de la Universidad, pensada en todos quienes convivimos aquí, queremos que todos sientan que la UFRO entró en una nueva etapa y que las tecnologías estarán en todos nuestros procesos.

Lo anterior obedece a una observación de cómo se mueve el mundo actualmente y definitivamente como Institución no se puede estar ajenos. ¿Cómo busca acortar esta brecha?
En la UFRO transitan alrededor de 13 mil personas al día. El mundo ya está en la era digital, estamos con muchos avances, pero también tenemos resistencias culturales. En este momento en la Universidad conviven cuatro generaciones, las cuales responden a ciertos parámetros culturales y de cómo utilizan el conocimiento. Y el tema no es el diario vivir con la tecnología sino el uso que hacemos de ella. Debemos apropiarnos y empoderarnos de las facilidades que hoy tenemos al alcance, y que van desde como tomamos las decisiones, desde lo más burocrático a los flujos que se manejan día a día. Tenemos lo formal de una institución pública, pero también debemos avanzar en hacer una gerencia pública que es mucho más dinámica y moderna.

Hasta ahora hemos hablado sobre las condiciones tecnológicas que nos llevarían a ser más eficientes y eficaces. Las personas al centro son esenciales en su gestión ¿Tiene algún sueño para ellas?
Mi sueño es que en la UFRO se respire un ambiente de desarrollo y calidad de vida, de felicidad y tranquilidad, donde las personas al centro no sea un cliché, sino que se vea y se sienta. Que no queden dudas de que es una universidad a nivel mundial en cuanto a infraestructura, tecnología, equipamiento y procesos, todo gracias a quienes trabajamos en ella.

En ese contexto ¿Cuáles serían los caminos que busca trazar?
Hay varias cosas que quiero impulsar y que son parte de los compromisos que vienen con nuestro Plan Estratégico de Desarrollo: una política de recursos humanos que sea conocida por todos, donde podamos hacer una revisión completa, de los distintos procesos de administrativos, profesionales, académicos e investigadores. Eso tiene que ir de la mano con reglamentaciones, buenos mecanismos y protocolos. Y de la misma manera con una plataforma de prestación de servicios para estudiantes.

También sueño en una Universidad mucho más abierta a la comunidad. Todavía nos ven muy lejanos, con espacios solo para algunos. Quiero que avancemos a una institución que sea un espacio común para los habitantes de Temuco y la región. Tenemos que comunicar lo que tenemos, que es mucho; estar abiertos a mejoras, ser propositivos y darnos cuenta que aquí hay muchas cosas que sí funcionan.

VER CV JORGE PETIT-BREUILH SEPÚLVEDA

escrito porEscrito por: Gabinete de Rectoría